Se pide devolución del penacho de Moctezuma, por enésima ocasión

miércoles, 11 de enero de 2006
* "Es causa de quienes no se preocupan realmente por el patrimonio, que se destruye frente a nuestras narices": Guillermo Tovar México, D F, 10 de enero (apro)- Aunque desde hace más de diez años se aclaró que pese a las buenas intenciones del entonces presidente austriaco Thomas Klestil, el Penacho de Moctezuma sólo podrá regresar a México mediante una ley parlamentaria, el diputado panista Ernesto Herrera Tovar aseguró que este año la pieza de plumas de quetzal podría ser devuelta Y es que el pasado 4 de noviembre se votó en la Cámara de Diputados un punto de acuerdo, mediante el cual se exhorta al Ejecutivo federal a recuperar vía diplomática el famoso penacho, porque --según el diputado panista-- "no aporta nada a la identidad del pueblo austriaco" Pero ya el presidente Vicente Fox había hecho una petición a su homólogo de Austria, Heinz Fischer, en mayo del 2005, cuando éste vino a México en una visita de Estado Fischer dijo entonces que se estaba discutiendo en el Parlamento un documento al respecto, pero que no podía predecir cuál sería el desenlace En julio de 1996, en entrevista con Roberto Ponce para Proceso, el entonces agregado cultural de la embajada de Austria en México, Julian Friedrich, explicó la necesidad de la ley parlamentaria: "En resumen, se puede decir con dos palabras muy negras: México es una república presidencial y Austria una república parlamentaria, o sea: aquí el presidente tiene más poder e influencia en las decisiones públicas del Estado que en Austria "En este país las competencias del presidente federal están mucho más restringidas; nuestro presidente como persona o institución no tiene el derecho de proponer proyectos de ley No existe el decreto presidencial como aquí; hay decretos, pero sin el mismo rango que leyes, pues éstas se tienen que hacer por la vía del Parlamento" Expuso: "La posición de Austria es que se rechaza el obsequio o la entrega de este penacho, que está en el Museo de Antropología en Viena, y las razones o argumentos para esta posición es que la versión de que el penacho llegó a Austria de manera fraudulenta no es verdad Austria lo conservó muy bien y está a la disposición del público austriaco e internacional en dicho museo El penacho está cobijado bajo las leyes de protección del patrimonio cultural austriaco, y por eso se prohíbe exportarlo, y también, según una regulación del año 1973, no se puede ni siquiera prestar" El historiador Guillermo Tovar de Teresa reiteró vía telefónica a Apro que el penacho no fue resultado de un saqueo sino un regalo que el emperador Moctezuma dio al rey de España y emperador de Austria, Carlos V "Eso está en las cartas de Relación de Cortés", dijo Y cuestionó: "Se están preocupando por un regalo de emperador a emperador, y no se preocupan por una ley de cultura que iba a ser aprobada fast track en detrimento del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), encargado de proteger los monumentos "¿Va usted a comparar el penacho con las ciudades mayas inexploradas por falta de recursos, en medio de la maleza y la selva?" La lucha por el penacho es, a decir del historiador, un "estereotipo que le queda bien como causa a aquellos que no se preocupan por los verdaderos problemas del patrimonio cultural de México, como son asuntos tan elementales como la destrucción de la arquitectura y el urbanismo de las ciudades, el saqueo arqueológico y todas las variables de destrucción que los arqueólogos conocen perfectamente" Las lista de atentados contra el patrimonio señalada por el historiador es larga: saqueo de iglesias, destrucción de monumentos, la desaparición de la llamada Casa de las Ajaracas frente al Templo Mayor en el Centro Histórico, la alteración de la plaza mayor de la ciudad de Oaxaca "Hay muchas cosas monstruosas, como 60 conventos que se están haciendo pomada, sólo en Morelos", redondeó Desde 1986, Xoconoschtletl Gómora, líder de la asociación mexicanista Yankuikanahuak, ha solicitado la devolución del penacho y ha viajado a Austria en varias ocasiones para promover su causa Y en varias ocasiones el gobierno mexicano ha hecho la petición formal Se ha dicho que incluso el presidente Luis Echeverría solicitó la devolución En 1991 hizo la petición el entonces director del INAH, Roberto García Moll Y en julio 1996 viajó una delegación oficial mexicana encabezada por el entonces presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar, con una carta de José Ángel Gurría, quien era entonces secretario de Relaciones Exteriores La respuesta entonces fue la misma: sólo una ley del Parlamento austriaco podrá decidir la devolución

Comentarios