Paso de Gato, dedicado al "alquimista del sonido"

jueves, 5 de enero de 2006
* La revista teatral considera al sonidista Rodolfo Sánchez Alvarado un pionero virtuoso, original y casi único México, D F, 4 de enero (apro)- En su edición de enero-marzo de este año la revista teatral Paso de Gato --que recibió el premio Nacional de Periodismo José Pagés Llergo 2005-- presenta varios trabajos en torno a la figura de Rodolfo Sánchez Alvarado, el "alquimista del sonido", donde se le considera "un artista pionero, virtuoso, original y casi único en su especie (?) una presencia fundamental del teatro mexicano reciente" Los autores de este homenaje son el pintor y escenógrafo José de Santiago, los directores escénicos Luis de Tavira, Raúl Zermeño y Alejandro Velis, así como la investigadora del Centro de Investigación Teatral Rodolfo Usigli (CITRU), Patricia Chavero Esta última incluye en "Un recuento de los años" datos sobresalientes de Sánchez Alvarado, quien en 1955 ingresó a Radio Universidad Nacional de México; en 1965 fundó y dirigió el departamento de grabaciones de Radio Universidad, y en 1987 se retiró de estas actividades Entre otros hechos relevantes, en 1988 Alvarado fue nominado por la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro (AMCT) para recibir el premio "Silvestre Revueltas" a la mejor musicalización, por la obra Nadie sabe nada, de Vicente Leñero En 1999, de su acervo personal, aportó gran parte de las cintas que integran el disco compacto Música de teatro A la fecha, Rodolfo Sánchez sigue trabajando en su estudio de grabación, en donde realiza pistas de sonido para teatro y danza, matrices para la edición de discos y experimenta en la creación de ambientaciones y composiciones sonoras Paso de Gato incluye también un reportaje acerca de la "Escuela de circo Atayde-Conaculta", que con motivo de la apertura del Diplomado en Artes de Circo en el Centro Nacional de las Artes y del convenio firmado entre el Circo Atayde y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, expone "perspectivas en torno a los objetivos del programa académico, a la condición artística del circo tradicional y el nuevo" También ofrece un amplio panorama del teatro colombiano; en "la transición del siglo XX al XXI", Víctor Viviescas invita a creadores teatrales colombianos a rendir testimonio a los lectores mexicanos, queriendo así "bosquejar algunas de las líneas de fuga del paisaje teatral" Al mismo tiempo, en otro artículo, "La representación del individuo en el teatro colombiano moderno", el mismo autor recuerda el contexto en el que se desarrolla la creación dramática y escénica actualmente en Colombia Paso de Gato también dedica espacios para explorar la actualidad del fenómeno teatral en otro país sudamericano, Ecuador, y en el estado mexicano de Baja California

Comentarios