Premio Nobel de Literatura a Pamuk, bofetada a Turquía

sábado, 14 de octubre de 2006 · 01:00
México, D F, 13 de octubre (apro)- En octubre de 2005, la agencia Apro difundió un artículo de la columnista Marta Durán de Huerta, sobre los juicios que el gobierno de Turquía había emprendido en contra de intelectuales, escritores y periodistas que osaban criticar el exterminio de kurdos y armenios por parte de los otomanos En él daba cuenta del proceso que se le seguía al escritor Orhan Pamuk, designado ayer Premio Nobel de Literatura, y los riesgos para Turquía de no ingresar a la Unión Europea por su actitud A continuación, se reproduce íntegro el texto: El artículo 301 del Código Penal de Turquía se utiliza para enviar a la cárcel a defensores de los derechos humanos y, muy en especial, a periodista, bajo la acusación agraviar la identidad nacional turca, a la República y a los fundamentos e instituciones del Estado El delito fue tipificado en junio del 2005 y se realizaron todas las reformas legislativas para que reemplazara al artículo 159 del Código Penal anterior, la versión turca de lo que en México se conoció como "disolución social" La aplicación de esta ley se convirtió en un problema internacional, al erigirse en un buen pretexto para impedir la entrada de Turquía a la Unión Europea (UE), mientras que los conservadores anti occidentales turcos, detractores de la integración, ven una oportunidad de oro para que su país no ingrese a ella y de paso darle una lección ejemplar a todo aquel que viole la prohibición de escribir sobre las masacres de armenios, de kurdos y referirse a ellos como hechos probados La situación actual de las minorías en territorio turco, la invasión a Chipre, la ecología, la violación de los derechos humanos, la guerra contra los separatistas kurdos también son temas tabú Amnistía Internacional se opuso reiteradamente (informe AI: EUR 44/035/2005) al uso de la ley para ejercer censura y documentó varios casos de periodistas, escritores y editores que han sido llevado a juicio Orhan Pamuk es el novelista más famoso de Turquía, sus obras han sido traducidas a decenas de idiomas (en castellano se pueden leer Nieve, y Me llamo Rojo, entre otras); y es favorito para ganar el Premio Nobel de Literatura En octubre del 2005 recibió el Premio de la Paz de los Libreros Alemanes, otorgado en la Feria del Libro de Frankfurt, la más importante de Europa Pamuk está bajo proceso por haber declarado al periódico suizo Tages Anzeiger el 5 de febrero de 2005 que treinta mil kurdos y un millón de armenios fueron asesinados por los turcos: "Casi nadie se atreve a mencionarlo, así que yo lo hago Y es por eso que me odian", reveló el autor El 16 de diciembre del 2005 Pamuk se presentó ante el Tribunal de Primera Instancia en Estambul; en la sala había docenas de periodistas turcos que lo abuchearon, insultaron, y gritaron "¡Traidor!" Puede ser condenado a tres años de cárcel La Unión Europea reaccionó y en un comunicado oficial firmado por el comisario de Ampliación de la UE, Olli Rehn, advirtió: "No es Orhan Pamuk el que será sometido a juicio mañana, sino Turquía Perseguir a una persona que expresa una opinión no violenta ensombrece las negociaciones de entrada de Turquía a la Unión Europea" El fiscal Kemal Kerinsciz, por su parte, respondió: "El pueblo turco no tolera insultos contra el Estado y por tanto me apoya" El juicio debía continuar en la última semana del 2005, pero coincidía con una reunión de representantes de la Unión Europea en Bruselas, así que la Fiscalía Especial (abanderada por Kerinsciz, el mismo ministro de Justicia que prohibió una conferencia de expertos turcos para revisar críticamente las masacres contra los armenios), decidió posponer el proceso contra Pamuk para el 7 de febrero del 2006 Carlos Fuentes, José Saramago y una larga lista de escritores, entre ellos varios portadores del Premio Nobel enviaron una carta de apoyo al novelista turco Austria, en menor medida Francia y Alemania no están de acuerdo con el ingreso de Turquía a la Unión Europea El 2006 empezó con el cambio de la presidencia de la EU, que es rotativa cada seis meses, y Austria quedó al frente La clase política otomana está dividida Los conservadores, los ultranacionalistas y la Asociación de Juristas Unidos quieren seguir con los juicios y extenderlos a periodistas extranjeros, mientras que los liberales ven el peligro de quedarse fuera de la EU por no cumplir con los compromisos firmados respecto a libertad de prensa y derechos humanos Mientras unos piden dejar las cosas por la paz y olvidarse del asunto, los otros alargan la lista negra La moneda está en el aire Otro de los intelectuales que enfrenta un juicio es Hrant Dink, periodista y jefe de redacción del semanario en lengua armenia Agos, que se publica en Estambul El fiscal pide 6 años de cárcel contra nuestro colega por haber escrito un artículo sobre la masacre de armenios y el éxodo al que fueron obligados Dink, de origen armenio, declaró al diario español La Vanguardia: "Vengo de un pueblo milenario que en 1915 fue arrancado de sus tierras Llevábamos ahí más de tres mil años; la mayoría murió, otros se exiliaron y están dispersos por el mundo; los que se quedaron, perdieron sus bienes ¿Cómo llamaría usted a esto?" Amnistía Internacional está pendiente del veredicto, pues en caso de ser encarcelado será considerado preso de conciencia Han pasado más de noventa años; pero los ánimos siguen muy calientes Entre 1915 y 1917, el gobierno otomano entró en guerra con Rusia En medio de ambos contrincantes estaba el pueblo armenio Los turcos-otomanos acusaron a los armenios de ser aliados de Rusia y en una "guerra preventiva" los deportaron a Siria Según el historiador Hamit Bozarslan, así empezó un extermino planificado Las aldeas armenias fueron quemadas y los turcos otomanos, según los armenios, violaron y se casaron con las mujeres armenias para turquificarlas Los armenios eran y son cristianos ortodoxos Se calcula que apenas quedan sesenta mil armenios en Turquía Algo que Hrant Dink anhela es que se hable del tema, se discuta, que se sepa lo que pasó, que se escriba la historia de su gente Otro de los enjuiciados es Sehmus Ulek, vicepresidente de la organización no gubernamental turca Mazlum Der que se dedica a la defensa de los derechos humanos Ulek es procesado debido a un discurso que pronunció durante una conferencia organizada por la sección de Urfa de dicha ONG el 14 de diciembre de 2002, sobre el tema "Seguridad global, terror y derechos humanos, pluralidad cultural, minorías y derechos humanos" En su intervención, Sehmus Ulek se refirió al proyecto de consolidación de la nación emprendido por la República de Turquía, y cómo éste había afectado, en particular, a la región sudeste del país Tratar el tema le costó que le aplicarán el articulo 159 en abril del 2005, y ahora el artículo 301 Su juicio continuará el 9 de febrero del 2006 En mayo del 2005 el editor Ragip Zarakolu enfrentó cargos por haber publicado una traducción al turco de los libros de Dora Sakayan, Esmirna 1922: Entre el fuego, el sable y el agua Y El diario del Dr Hatcherian, que para las autoridades constituyen un "agravio a la identidad nacional turca y a las fuerzas de seguridad" Ya en marzo del 2005 Zarakolu había sido acusado de "insultar la memoria de Ataturk", en aplicación de la Ley 5816, por publicar una traducción al turco de La verdad nos hará libres: armenios y turcos reconciliados, escrito por George Jerjian Fatih Tas estudiante de Ciencias de la Comunicación y Periodismo en la Universidad de Estambul y propietario de la editorial Aram, también enfrenta cargos por publicar una traducción al turco del libro del especialista estadunidense John Tirman, titulado El botín de guerra: el costo humano del comercio de armas estadounidense, que incluye un mapa que representa como tradicionalmente kurda a una amplia zona de Turquía, y afirma que las fuerzas armadas turcas cometieron una serie de violaciones de derechos humanos en el sudeste del país durante las décadas de 1980 y 1990 Fatih Tas, el editor de 26 años de edad se defiende afirmando que el libro no contiene nada que no se haya discutido públicamente en el Parlamento o en los medios turcos El fiscal exigió que cada "insulto" presuntamente proferido en el libro fuera procesado como un cargo por separado, y pidió que a Fatih Tas se le condene a diez años y medio de cárcel Fatih Tas también enfrenta cargos por haber violado los artículos 1/1 y 2 de la Ley 5816, que prohíben que se insulte públicamente la memoria de Ataturk Murat Pabuc es un teniente retirado en el ejército turco Cuando aún estaba en activo fue testigo de la corrupción de las autoridades con la ayuda a los damnificados del terremoto en 1999 Pabuc se fue desilusionando del ejército al que servía y tras una depresión y tratamiento psicológico se animó a escribir un libro basado en sus experiencias en la vida castrense Abandono del deber del Banco Pintado alude a un soldado que obedece órdenes ciegamente El autor que nos recuerda al general Gallardo en México, ahora enfrenta a un tribunal por "agravio público a las fuerzas armadas" Birol Duru es periodista El 17 de noviembre de 2005 fue acusado de "agravio a las fuerzas de seguridad" por publicar en la agencia de noticias Dicle, un comunicado de prensa de la Asociación de Derechos Humanos en el que afirmaba que las fuerzas de seguridad estaban quemando bosques en las regiones de Bingol y Tunceli El presidente de la sección de Bingol de la Asociación de Derechos Humanos, Ridvan Kizgin, también fue llevado a juicio por aquel comunicado de prensa Este luchador por los derechos humanos tiene 47 demandas en su contra Amnistía Internacional lanzó una campaña en su apoyo (http://webamnestyorg/pages/tur-161105-action-eng) Murat Vural no es ningún escritor o activista, sino un desempleado pobre enojado que en varias ocasiones lanzó pintura hacia una estatua del fundador de la República turca y de un nacionalismo a ultranza, Kemal Ataturc Fue detenido y acusado de agresión y profanación de símbolos turcos Una corte de Ankara lo juzgó y lo condenó a cuatro años de prisión por cada baño de pintura al padre de la patria, lo que hace un total de veinte años de castigo por el delito imputado

Comentarios