Rechazan sindicatos permanencia de Cedillo Álvarez al frente del INAH

miércoles, 29 de noviembre de 2006
México, D F, 28 de noviembre (apro)- Ante lo que consideran una autopromoción de Luciano Cedillo Álvarez para continuar al frente del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) u ocupar otro puesto en cultura, las delegaciones sindicales de Profesores de Investigación Científica y Docencia, y de Arquitectos Conservadores del Patrimonio Cultural, expresaron su rechazo y reiteraron sus denuncias contra el funcionario En rueda de prensa realizada en el hotel Meliá del Paseo de la Reforma, los investigadores Iván Franco y Cuauhtémoc Velasco, así como el arquitecto Manuel Figueroa, de las delegaciones sindicales DII-IA-1 y DII-IA-2 del INAH, aseguraron que el restaurador Cedillo Álvarez ha utilizado su cargo público para su propia promoción política y la del grupo que le rodea; y en ese contexto propusieron la creación de una Secretaría de Cultura y Desarrollo Turístico Según Franco el anuncio hecho hoy sobre la recuperación del lienzo del siglo XVIII Adán y Eva arrojados del paraíso, robado en el municipio de Zempoala, Hidalgo, en 2000 y localizado en el 2004 en el Museo de Arte de San Diego, repatriado mediante los trámites de la Secretaría de Relaciones Exteriores, así como de recientes hallazgos, entre ellos, los del predio de las Ajaracas, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, no son sino parte de esa autopromoción A decir de ellos una institución fundacional y determinante en la identidad cultural de los mexicanos y la conservación del patrimonio cultural, no puede estar vinculada a los sectores turísticos ni a conceptos "gerenciales" o "empresariales" de orden "mercantilista" de la cultura, como los que dicen que promueve Cedillo Álvarez, sino, por el contrario, mantener su vínculo con la educación En opinión de los investigadores, Cedillo Álvarez no posee las cualidades académicas para continuar ocupando la dirección del INAH: "Creemos que el perfil del nuevo director general del INAH debe apegarse de forma estricta a lo establecido en la Ley Orgánica del Instituto, así como que la persona que se nombre responda con altura, respeto y dignidad no sólo a lo establecido en nuestras condiciones generales de trabajo en cuanto a la toma de decisiones amplias y colegiadas, sino respetar los puntos de vista de una base trabajadora que por décadas acumula vasta experiencia de apropiación y madurez sobre la materia de trabajo que nos define "El restaurador Luciano Cedillo Álvarez no sólo no cumplió ninguno de estos puntos, sino que se doblegó de forma lastimosa a los mandatos de la institución parásito por excelencia que es el Conaculta Nunca se deslindó de la iniciativa de Ley de Fomento y Difusión de la Cultura y sí, en cambio, mantuvo un vínculo de dependencia política con la titular del Conaculta (Sari Bermúdez) en esa misma lógica de improvisación e irresponsabilidad administrativa que, como señalamos, resultaron funestas para el INAH" Como ejemplo de lo anterior, mencionaron que el nombramiento de Cedillo Álvarez --realizado en abril de 2005, tras la cuestionada salida de Sergio Raúl Arroyo, quien dijo que no estaba de acuerdo con la política "cortesana" exigida por Sari Bermúdez--, se dio justo cuando estaba por resolverse el debatido asunto de la Minera San Xavier, en San Luis Potosí, que buscaba la autorización del INAH para explotar las minas del Cerro de San Pedro, sin consideraciones al patrimonio cultural de la comunidad Los investigadores no dieron nombres de quiénes, en opinión suya, podrían ser las personas acertadas para dirigir al INAH Franco planteó que, como en otras instituciones educativas, les gustaría que se presentara una terna de candidatos y la comunidad del Instituto pudiera expresar su opinión en torno a ellos El próximo director del INAH, subrayó debe dignificar la tarea académica del institución, tener ideas claras sobre educación y cultura, y no un simple administrador, y revierta el abandono presupuestal en el cual ha estado el instituto, que a decir suyo recibe sólo 2 mil cien millones de pesos, cuando sus necesidades ascienden a entre 10 mil millones y 12 mil millones de pesos "Lo que está en juego --redondearon-- es nuestro proyecto cultural de aquí a seis años, y el riesgo es que venga de nuevo gente alejada de la cultura"

Comentarios