El bloqueo del Messenger

viernes, 3 de noviembre de 2006
México, D F, 2 de noviembre (apro)- Uno de los problemas que se están convirtiendo en "endémicos" en el cómputo actual es el uso y abuso del mensajero instantáneo, en general el MSN Messenger Lo he visto instalado en oficinas de gobierno, en universidades, en todas partes Sin duda que día a día millones de mensajes "instantáneos" pasan entre máquinas, y eso, evidentemente, es un extraordinario avance de la comunicación, ya que los mensajes y pláticas se dan incluso de continente a continente Sin embargo, en las oficinas no está aún valorada la cantidad de tiempo que se pierde (horas de trabajo), porque la gente platica vía este programa En algunas ocasiones, la ayuda de este tipo de programas para comunicarse, incluso en un negocio, es importante, y entiendo que en muchos casos no es posible bloquear en una oficina el uso de este programa, pues quienes primero brincarán son los que lo usan para el trabajo mismo Por supuesto, a quienes habría que bloquear son aquellos que, de alguna manera, abusan, lo que, en mi opinión, es la mayoría Una manera de enfrentar el problema es hablar en la oficina con quienes consideramos abusan de este privilegio del mensajero instantáneo Probablemente, la reprimenda caiga mal en quienes la reciben, y ante la eventual amenaza de un despido, se midan más en el uso del Messenger Sin embargo, con el tiempo, los regaños tienen poca efectividad y a la larga no queda más remedio que tomar acciones más severas Obviamente los administradores de las redes locales cuentan con herramientas para bloquear cualquier programa, pero cuando esto se hace, el efecto es general; es decir, todos los usuarios de la red están imposibilitados de usar el programa prohibido Así pues, esta solución no es la mejor Por ende, se me ocurrió escribir un programa bloqueador de MSN Messenger El sistema debe instalarse en la máquina del usuario de este programa (es decir, el software trabaja de manera local), de modo que, cuando quiere entrar a platicar en línea, mi programa se da cuenta y cierra inmediatamente la aplicación El monitoreo se hace cada dos segundos y tiene características que lo hacen difícil de detectar en la computadora, de tal manera que si el usuario no es muy avezado en cómputo (incluso algunos con cierta pericia técnica), lo único que notará es que el messenger se ha estropeado e, incluso, reinstalándolo, no le permite reiniciar su antigua práctica de platicar mientras está trabajando Desafortunadamente, de acuerdo con mi experiencia, al ser humano (Fox diría, los hombres y las mujeres), muchas veces no se le puede tratar con la razón, explicándoles el abuso en el que incurren, pues simplemente no hacen caso Si nos fijamos en el mundo moderno, las reglas de convivencia casi exigen siempre un castigo o multa a los eventuales infractores a una regla del sentido común, que nos beneficia a todos, pero que, desde luego, no falta quien quiere sacar ventaja de ello o se siente más inteligente que los demás, porque hay personas que creen que las reglas son para los tontos nada más Aunque sigo trabajando en un sistema que permita bloquear otros mensajes (Yahoo!, AOL, etc), mi programa ya está disponible para quien lo quiera usar A quien le interese, mándeme un mensaje de correo electrónico a mi cuenta: morsa@la-morsacom y, a vuelta de correo, lo recibirá de forma gratuita

Comentarios