Críticas por el nombramiento de Sodi Miranda como titular del centro INAH

miércoles, 22 de febrero de 2006
* Desconoce las características de la península, dice el arqueólogo Alfredo Barrera Mérida, Yuc , 21 de febrero? Luego de una gestión calificada de ineficiente tanto en los trabajos de campo como en la gestión y manejo de los recursos de la institución, Luis Millet Cámara fue destituido como delegado del Centro Yucatán del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) De inmediato, su supo que su lugar será ocupado por Federica Sodi Miranda ?hermana de la cantante Thalía?, quien llegó a Yucatán hace cinco meses para encargarse de la administración de la zona arqueológica de Chichén Itzá, en un movimiento estratégico de la Dirección General del INAH para atender el conflicto con los vendedores de artesanías del sitio histórico Sin embargo, exdirector del Centro INAH Yucatán, el arqueólogo Alfredo Barrera Rubio, asegura Sodi Miranda desconoce las características de la entidad, pues su trabajo se relaciona principalmente en el área de restauración del Museo Nacional de Antropología e Historia, mejor conocido como el Munal De acuerdo con Barrera Rubio, la nueva responsable del Centro INAH es una restauradora y curadora muy reconocida, pero no ha hecho gran trabajo de campo; prácticamente se ha abocado a actividades de gabinete Hasta ahora que vino a Chichén Itzá, Sodi Miranda no había trabajado en la Península de Yucatán Al referirse al desempeño de Millet Cámara, Barrera Rubio comentó que el trabajo de la institución no se desarrolló como en administraciones anteriores debido principalmente a problemas de presupuesto En ese sentido, explicó que mientras que en algunos años los recursos fueron menores, en otros el sistema de gestión y administración se volvió más complicado, principalmente en este que inicia en el que la Dirección General del INAH ni siquiera les permitió establecer proyectos para solicitar los recursos necesarios El arqueólogo comentó también que, en el ejercicio actual solamente se les asignó recursos a cada una de las áreas para que con ellos realicen las obras y trabajos que puedan Esta situación ha provocado, como en ocasiones anteriores, que proyectos nuevos no puedan ser realizados Entre otros motivos que detonaron la salida de Millet Cámara, estarían el conflicto en Chichén Itzá con los vendedores de artesanías, lo que motivó la intervención directa de la Dirección General del INAH, así como los atrasos en el proyecto de liberación de vestigios del proyecto Ciudad Caucel, en la comisaría meridana del mismo nombre, donde 14 arqueólogos se quejaron de incumplimiento en los contratos de pago por parte de la Comisión Ordenadora del Uso del Suelo en Yucatán (Cousey), la instancia responsable del convenio Sobre este último asunto, los arqueólogos confirmaron que el atraso se debió al hallazgo de más vestigios y material valioso, no sólo para el registro histórico, sino también para su conservación que tenían que ser atendidos, así como a la falta del pago que debía hacer el gobierno del estado a través de la Cousey al INAH Expusieron que se hallaron basamentos importantes que no podían ser ignorados y demandaron un mayor tiempo para su estudio y registro, e incluso para establecer una manera de conservarlos De hecho señalaron que debieron hacerse algunas modificaciones al trazado del plano original del proyecto de Ciudad Caucel, un ejemplo de ello sería las modificaciones de algunas calles de esa futura zona urbana donde se prevén construir más de 20 mil viviendas

Comentarios