La segunda parte de Bambi

lunes, 6 de febrero de 2006
México, D F, 6 de febrero (Apro)- Luego de más de 60 años, Walt Disney ha llevado de nuevo a la pantalla grande al personaje animado Bambi No se repite el clásico Bambi, filmado en 1942, basado en el best-seller de 1923 de Felix Salten: A life in the woods El cineasta Brian Pimental (escritor y bocetista de Trazan y A Goofy Movie) rueda otra historia Se titula Bambi II El gran príncipe del bosque, cuya producción comenzó en septiembre de 2001 en las instalaciones de Disney Toon de Glendale, California, donde se realizaron el boceto de historia, el guión, el diseño de personajes y las grabaciones de voces Luego, las escenas fueron enviadas a los Estudios Disney Toon Australia para realizar la presentación, la animación y el color Finalmente, el material regresó a Estados Unidos para la post-producción Ahora, Bambi está acompañado por algunos nuevos amigos en el bosque Bambi II, El gran príncipe del bosque, narra la historia del crecimiento del joven cervatillo príncipe en la época posterior a la pérdida de su madre, cuando aprende que su padre es el reverenciado gran príncipe del bosque El filme se centra en la relación, en principio difícil, entre el juguetón cervatillo y su regio padre Ambos emprenden un camino para sobreponerse a la pena y encontrar en el otro algo maravilloso e inesperado: una familia Para el proyecto fue consultado el veterano animador Andreas Deja, quien ha creado los personajes para los filmes de The lion king, Beauty and beast, Aladdin y Lilo and stitch La magnitud de la creación de una secuela de Bambi, cuyo filme aún está en las mentes de generaciones de espectadores, era clara para todos los involucrados en la producción El director Pimental confiesa: "Era un proyecto intimidatorio En lo visual, probablemente sea la película que todos los animadores aspiramos a hacer Fue realizada en una época en la que las películas animadas estaban en el punto más alto de su arte" Para el productor Jim Ballantine también fue un reto: "Todos nosotros sentimos mucha presión Para cualquier disnéfilo, Bambi es un gran clásico La idea de lograr algo con ese nivel artístico era atemorizadora" Si bien la presión de estar a la altura del original era intensa, también lo era la pasión de los realizadores por extender la aventura de Bambi Para Debbie Cramb, la productora de la unidad de Sydney, Australia, quien supervisó la animación, ésta fue la tarea de su vida: "Era mi sueño más preciado Bambi fue la primera película que mi papá me llevó a ver cuando tenía cuatro años de edad, y trabajar en ella fue el punto más alto de mi carrera" Pimental admite que ha visto Bambi más de 100 veces: "La veía una vez por semana para mantenerla en la memoria y captar el espíritu de lo que se había realizado" Al inicio del proyecto, el equipo de Bambi II tomó la decisión de que, en lugar de comenzar la historia en el punto en el que termina el primer filme (como suelen hacerlo las típicas secuelas), se desarrollarían en el mismo marco temporal que la original: "Queríamos que la historia girara en torno al joven Bambi que todos recuerdan" La voz de Bambi es de Patrick Stewart También intervienen los actores Brendon Baerg, Alexander Gould, Carolyn Hennesy y Nicky Jones, entre otros Difícil producción Al finalizar el guión, los autores son Roger Schulman, Nick Thiel y Alicia Kira Una vez más se impuso el virtuosismo de la Bambi original El director de diálogo Jaime Thomason cuenta: "En el filme de 1942 había una realidad pura e inocente en las voces de los niños, algo que no se puede imitar Flower poseía un timbre increíblemente dulce, suave y tímido; Thumper era maravillosamente novedoso y vivaz Ese tipo de voces son una en un millón El desafío de reproducirlas fue único y conmovedor" Pero Thomason y el reparto debieron hacer mucho más que simplemente reproducir la calidad de las voces de la Bambi original: "También debimos contemporizarlas Tenían que sonarle bien al público de hoy Debíamos transmitir inocencia, goce y exuberancia y, a la vez, hacerlas creíbles para las generaciones de padres y niños de hoy Era una línea muy delgada de transitar No se podía hacer una simple imitación del pasado "Por ejemplo, el gran príncipe del original era bueno para los dramas radiales de la época Su voz era sentenciosa y autoritaria, la adecuada para ese momento Hoy, hacer una voz así no sería lo adecuado porque sonaría muy forzada En nuestro film, el gran príncipe tiene su papel mucho más grande, fundamental y con matices dramáticos Necesitábamos a Patrick Stewart para que lograra esta amplitud Estuvo perfecto y certero" Pimental concuerda con Thomason: "El gran príncipe tenía el potencial para sonar muy frío y duro, pero Patrick Stewart aportó calidez al personaje y cada línea revela su interioridad El personaje realmente cobró vida cuando él se integró" El actor Stewart recuerda cuán profundamente lo afectó el filme Bambi de 1942 cuando lo vio de niño en Inglaterra Segúl él, se esforzó para lograr su propia caracterización vocal del gran príncipe y que deliberadamente evitó la versión de 1942 antes de ir al estudio de grabación Lo último en tecnología fue utilizada en Bambi II Utilizaron el software de pintura digital, lo que permitió a los artistas crear pinceladas virtuales que copiaban los fondos de Bambi I, muchos de los cuales habían sido pintados al óleo Entonces, lograron las mezclas y los colores que de otra manera no podrían haberse conseguido La computadoras permitieron a los artistas incorporar ocasionalmente fondos del largometraje original a la nueva película "El truco fue utilizar herramientas de software para cortar porciones gráficas específicas de los nuevos fondos de Bambi y transferirlas a los fondos nuevos Podía ser un bosque a la distancia, algunas ramas, árboles, pasto o la textura musgosa del suelo Hacer esto contribuyó a que el estilo artístico mantuviera la consistencia", explica el director de presentación, Olivier Adams Antes de comenzar con el proceso de animación, los realizadores tuvieron la suerte de tener una plática con dos reconocidos animadores de Disney: Frank Thomas y Ollie Johnston, quienes trabajaron en la película original de Bambi La solución que encontraron fue animar al ciervo en 2-D y luego, un animador CG creó un modelo de computadora en 3-D para la cornamenta, que luego fue escaneado y agregado a la cabeza de gran príncipe El proceso de animación duró 16 meses y requirió de 250 personas Lo que demandó las mayores habilidades y compromisos fue el desarrollo de la expresión y las cualidades humanas de los personajes La productora de unidad expresa con entusiasmo: "El desafío era lograr que los personajes no sólo actuaran, sino que llegaran a un punto en el cual nos olvidáramos de que Bambi era un ciervo" Al filme se le agregaron las canciones de intérpretes premiados con el Grammy: Allison Krauss, Richard Max y Martina McBride

Comentarios