Se hará diagnostico sobre la problemática cultural

miércoles, 15 de marzo de 2006
México, D F, 14 de marzo (apro)- Convocado por 52 organizaciones académicas, artísticas, sindicales y sociales, el II Parlamento Alterno de Cultura y Educación (PACE) reiteró su rechazo a la Ley de Fomento y Difusión de la Cultura (Ley Bermúdez) así como al preproyecto de dictamen de Ley de Desarrollo Cultural Realizado el 9, 10 y 11 de marzo en el Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA) de la UNAM y en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), el PACE contó con 56 ponencias Según los organizadores, en ellas se presentó un análisis de las instituciones, sectores, problemas legislativos, participación social en la cultura, la instrucción artística en la educación básica, el papel de los medios informativos y otros temas culturales En sus resolutivos, explican que se trató del inicio del Diagnóstico de la Problemática Cultural en México que, desde la primer PACE, han reiterado que es indispensable antes de elaborar cualquier tipo de legislación en materia de cultura Este segundo parlamento, dicen, fue una primera fase y se deberá sistematizar y nutrir con las aportaciones de organizaciones sociales, instituciones e individuos vinculados a la cultura En este sentido, se propuso la creación de una comisión plural y especializada para coordinar la realización del diagnóstico, que "debe ser en todo momento incluyente y democrático" A esta comisión corresponderá definir la metodología de trabajo, las subcomisiones y los plazos, a fin de obtener los resultados y propuestas en tiempo razonables De cualquier forma, se exhortó a los miembros de la LIX Legislatura detener la aprobación de cualquier iniciativa cultural en tanto se obtienen los primeros resultados del diagnóstico Además, el PACE expresó su oposición "a la política neoliberal" de desmantelamiento o debilitación de instituciones educativo-culturales, con mecanismos como la reducción presupuestal, el despido masivo e injustificado de trabajadores y la usurpación de funciones por parte del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes Declaró que luchará por los principios de respeto a la libertad cultural, tolerancia a las diversas expresiones culturales, impulso a la democracia cultural, política cultural de Estado y no de gobierno, que responda a un proyecto de nación incluyente y diverso, y relación indisoluble entre educación y cultura en la política cultural de Estado El parlamento consistió en la realización de ocho mesas de trabajo, en las que se abordaron temas como "Bases teóricas y metodológicas para el diagnóstico sobre la problemática cultural y educativa de México"; "Conceptualización, análisis y reflexión sobre la actividad cultural y educativa"; "Análisis y propuestas para una política cultural y educativa del Estado" "La sociedad civil frente a la cultura", e "Iniciativas y proyecto de dictamen en torno al Conaculta", entre otros Durante la primera sesión del PACE II se destacó que se haya abierto el diálogo y el consenso a sectores más amplios de la población, pues los foros de discusión cultural se llevaban a cabo sólo entre creadores e intelectuales El foro contó con la participación de la antropóloga Lourdes Arizpe, investigadora de la UNAM; Bolfy Cottom y Cuauhtémoc Velasco Ávila, de la Dirección de Estudios Históricos del INAH; Sergio Yáñez, de la ENAH; Rafael Segovia, del Observatorio Cultural Ciudadano; Guadalupe Farías, y Ana María Salazar, del IIA de la UNAM Según la página web del PACE, cuentan con el respaldo de Elena Poniatowska, Carlos Monsiváis, Héctor Bonilla, Susana Alexander, Jaima Litvak, Grisel Vistraín, César Delgado, Marbella Casanova, Consuelo Maquívar, Guadalupe Lozada y Guillermina Guadarrama, entre otros

Comentarios