Computación: Software mexicano en la PGJDF

viernes, 21 de abril de 2006
México, D F, 20 de abril (apro)- Las series de televisión de detectives y policías, hoy día, son verdaderamente apasionantes Tenemos CSI, en donde podemos ver las labores de los investigadores forenses, para así encontrar, a través de pistas por demás minúsculas o carentes de todo sentido, al culpable de atroces crímenes Aunque esto es ficción, tenemos a Discovery Channel, que tiene programas como "Detectives Médicos", en donde se narran casos reales, los cuales nos asombran por la persistencia, por el trabajo de laboratorio, por los afanes de los policías para hallar a los criminales, que terminan siempre en la captura de estos últimos En dichas series casi siempre se hace uso extensivo de programas de computadora por demás sofisticados, que buscan en un santiamén huellas digitales (de un acervo de millones), y que entregan los resultados a los investigadores prácticamente en segundos Ni qué decir de los retratos hablados La técnica de tener a un dibujante experto, que pretende reconstruir el rostro de un criminal, basándose solamente en lo que un testigo vio, parece ser ya algo del pasado Hoy día se puede ver en dichas series estadunidenses, poderosísimos programas de computadora que dibujan, prácticamente todo género de rostros; les ponen lentes, barbas, bigotes, pelo, los envejecen, etcétera De alguna manera el resultado puede ser muy preciso y el retrato hablado ahora ya no lo interpreta un ser humano, ahora la computadora lo hace Evidentemente toda esta tecnología siempre parece ser demasiado lejana a nuestras pretensiones tercermundistas Sin embargo, me acabo de enterar que la UNAM desarrolló un programa para realizar bosquejos de rostros humanos para cuando hay testigos de alguna escena criminal y en donde se necesitan estos "retratos hablados" El programa Caramex es el resultado de un trabajo conjunto entre el Instituto de Investigaciones Antropológicas de nuestra máxima casa de estudios y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal En 1996 se desarrolló una primera versión, la cual incluía los fenotipos de los rostros típicos de los mexicanos (es decir, la parte externa de los sistemas biológicos; lo que está a simple vista) Se ha analizado la forma de la cara, los labios, los ojos, las cejas del estereotipo del mexicano, para así dar con una colección de características que pueden ser usadas para así crear retratos hablados con la computadora A partir de esta primera versión y de 800 retratos hablados diseñados con este sistema, la PGJDF ha logrado la captura de una decena de asesinos y ladrones Sin embargo, los esfuerzos en el desarrollo del software han continuado y ahora, en la versión Caramex II se tiene un 25% más de fenotipos que en la versión anterior, además de contar con un aumento en el número de caras, 30 de hombre y 28 de mujer, así como 70 tipos de pelo para hombre y 50 para mujeres La doctora María Villanueva Sagrado, investigadora titular del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM y el antropólogo Jesús Luy Quijada, perito en jefe del Área de Antropología y Retrato Hablado de la PGJDF son los responsables del interesante proyecto El costo del software es de 20 mil pesos y ya cinco instituciones de procuración de justicia, de los estados de la República, han adquirido el software Este tipo de programas, tan especializado, bien podría usarse prácticamente para cualquier país Bastaría con alimentar a la computadora los diferentes fenotipos y características específicas de las diferentes regiones para ir armando un programa aún más poderoso Y aunque muchas veces veamos estos "retratos hablados computarizados" y no nos recuerden a nadie, no necesariamente implica que este tipo de esfuerzos de programación sean inútiles Al contrario, con este tipo de desarrollos la ciencia avanza porque con el tiempo se hacen más eficientes y certeros Felicidades a los creadores de este proyecto, porque demuestran que en lo que se refiere a software, todos los países somos iguales

Comentarios