Reedita Opus Dei libro de Escrivá para contrarrestar éxito de El Código da Vinci

jueves, 11 de mayo de 2006
México, D F, 10 de mayo (apro)- En un intento por contrarrestar el revuelo que ha provocado la película El Código da Vinci, que se estrenará el próximo 19 de mayo en todo el mundo, la organización católica Opus Dei, decidió reeditar el libro El Camino, escrito por su fundador José María Escrivá La película de Ron Howards sobre el best seller de Dan Brown ha obligado a la organización religiosa a levantar la voz, pues considera que se trata de una blasfemia En el libro, la Opus Dei es señalada como una secta secreta capaz de llegar al crimen con tal de mantener su estatus Creada en España en 1928 por José María Escrivá, la organización es extremadamente conservadora En la actualidad tiene 85 mil miembros en todo el mundo, de los cuales dos mil son sacerdotes En el 2002 Escrivá fue declarado santo La organización Opus Dei posee diferentes niveles de membresía, los numerarios viven en residencias creadas ex profeso y llevan una vida de celibato, los supernumerarios generalmente están casados y tienen trabajos de todo tipo En un intento por frenar el éxito de la novela que narra el amor de Jesús hacia María Magdalena, su presunto matrimonio ?incluso se dice ahí que tuvieron un hijo-- y las diferencias que existieron entre los apóstoles por la presencia de ella, la organización decidió reeditar El Camino, un libro de reflexiones sobre el poder de Dios que Escrivá escribió y que fue publicado en 1939 Dicho texto ha sido editado en 46 lenguas con cerca de 46 millones de copias Escrita como una novela de suspenso, la obra de Brown se inicia con un suicido brutal frente a la Monalisa, de Leonardo Da Vinci Un viejo curador del museo y experto conocedor de la historia evangélica prefiere quitarse la vida antes de que el Opus Dei evite que se sepa la verdadera historia de la religión católica A partir del éxito del best seller, los administradores del museo de Louvre que alberga la pintura, decidieron cambiarla del lugar y hacerle una sala especial: eran demasiadas las personas que se arremolinaban frente al cuadro buscando las claves señaladas en el libro

Comentarios