Bellas Artes rinde tributo a López Tarso

martes, 1 de agosto de 2006
México, D F, 31 de julio (apro)- El primer actor Ignacio López Tarso fue homenajeado la noche de hoy, en el Palacio de Bellas Artes, por su más de medio siglo de trayectoria artística, misma que comenzara en el filme La desconocida, de Chano Urueta, en 1954 Entre aclamaciones del público que llenó el Palacio de las Bellas Artes, el director del INBA, Saúl Juárez, y la presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Sari Bermúdez, entregaron al actor la Medalla de Oro Bellas Artes López Tarso contó algunas anécdotas de su carrera y tras leer Décimas de la Muerte, de Xavier Villaurrutia, recordó: "Aquí en este teatro con mi maestro Villaurrutia fue donde hice mis pininos en mi primer Shakespeare de Sueño de una noche de verano, duró año y medio en cartelera (?) Antes de venir, alguien me sugirió que hoy en mi homenaje anunciara mi retiro, pero no veo razón para dejar la actuación, porque mientras me sienta bien, pueda caminar y hablar, no veo la razón de retirarme" A su vez, la actriz Blanca Guerra dedicó su discurso a los momentos estelares de la vida artística de López Tarso; se proyectaron fragmentos de sus películas; y alumnos de la Escuela de Teatro del INBA le cantaron al actor el corrido que le dedicó "El Charro" Avitia Entre los asistentes al acto se encontraban Pedro Armendáriz, Ricardo Blume, Jose Solé, Sergio Corona, Alejandro Camacho y Héctor Bonilla Nace una estrella El nombre verdadero del actor es Ignacio López López y nació en 1925, en la capital mexicana Antes de optar por los apellidos López Tarso, en su juventud quiso ser sacerdote y estudió en el Seminario Mayor de Tlalpan, donde tuvo como maestro al obispo Sergio Méndez Arceo, en 1948 Al concluir esa década, tomó clases en la Academia de Arte Dramático del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), con el mencionado dramaturgo Xavier Villaurrutia Su debut en escenarios histriónicos ocurrió en 1951, con Nacida ayer, para lograr, posteriormente, papeles más importantes en obras como Las mocedades del Cid, Juan Pérez Jolote, Moctezuma II o La Celestina Sobre todo se afianzó con los roles de Cyrano de Bergerac, El rey se muere, Edipo rey y Otelo Las apariciones de López Tarso en telenovelas con tema patriótico le brindaron fama (La sombra del caudillo, La tormenta, Senda de Gloria), y la pantalla grande proyectó su cotizada imagen en cintas como El hombre de papel, Macario, La vida inútil de Pito Pérez y Nazarín, de Luis Buñuel Otra de sus grandes actuaciones en cine fue en Los albañiles, dirigida por Jorge Fons en 1976, sobre una novela y obra teatral de Vicente Leñero, al lado de otras luminarias de renombre: Kathy Jurado, David Silva, José Alonso, José Carlos Ruiz y Jaime Fernández