La piratería dificulta la existencia de los músicos: Sargento García

miércoles, 25 de abril de 2007
San Luis Potosí, SLP, 24 de abril (apro) - Creador de la llamada ?salsamuffin?, que fusiona los ritmos caribeños del reggae y la salsa, Bruno García, voz y guitarra del grupo francés Sargento García y Colectivo Iyé Yfé, se define como un trovador de los tiempos antiguos: "Como cuando no había televisión ni radio y los trovadores iban de pueblo en pueblo y dando las noticias, las tendencias, las modas, lo que fuera "Mi música es un poco así A veces veo cosas, las veo en la televisión, las leo en los periódicos o las novelas, y me inspiran para hablar un poco de mi época, de las alegrías, de las penas, de los amores, de las luchas Hablo de lo social pero tampoco soy un noticiero, hay canciones que no tienen nada de político, pues más que nada la fiesta es mi política" Con su nueva producción discográfica Máscaras, realizada en lugares tan disímbolos como España y la ciudad de Monterrey, en México, Sargento García se presenta dentro del Festival de San Luis que se lleva a cabo en esta ciudad desde el viernes 20 de abril En rueda de prensa previa a su presentación, Bruno García habló de la fusión que caracteriza su música, considerada como un antecedente del ?reggaetón? Para él no se puede decir que se hace fusión sólo porque "se coge un tambor de Bali, una trompeta de mariachi y un pandero brasileño, y ?vamos a hacer la música del mañana? No, eso no tiene sentido, y la música debe tener un sentido histórico o sociopolítico" En su opinión no existe la música pura, todo se ha fusionado porque la música ha viajado con los hombres, y los puertos se han convertido en "grandes lugares de fusión, porque los barcos venían con discos o con gente que cantaba los cantos de otros países, y eso se ha ido mezclando" En su nueva producción, dijo, buscó un equilibrio entre las diferentes músicas, y luego que el trabajo técnico de posproducción reflejara lo que él desea que la gente escuche Cuestionado sobre la dificultad de realizar su arte en esta época, García dijo que ciertamente es difícil ser músico como lo es vivir de cualquier arte, sobre todo con un fenómeno como el de la piratería Por un lado, explicó, ahora se puede existir más fácilmente, pues cualquiera puede crear una banda y tener una página en Internet para difundir su música, pero a la vez, la piratería es un obstáculo para la sobrevivencia de los artistas: "Estoy consciente de que aquí me conocieron gracias al pirateo, y gracias a eso pude venir ahora, aunque perdamos dinero Pero, por ejemplo, ahora vendo ocho o nueve veces menos discos que hace diez años, aunque tengo diez veces más público, y eso se debe al pirateo" Le parece injusto pues, como músicos, se meten durante más de un año a la producción de un disco, se preocupan por que cada pieza musical quede "redonda" y con todos los detalles para que la gente que la escuche tenga "una obra", y que el disco tenga una portada "chida", y al final la música se encuentra fácilmente en Internet, en mp3, en copias con portadas "todas mal hechas", y eso desvaloriza todo el trabajo, "al final, dices: ?coño, mi trabajo no vale?" Sin embargo, consideró que esto cambiará porque justo el acceso a nuevas tecnologías hará que los artistas ya no dependan tanto de las disqueras y puedan creara sus propias redes de difusión de la música Finalmente, dijo, copiar música no es malo, es natural, y él mismo lo hacía en cintas cuando tenía quince años, "lo que no está bien es que alguien se aproveche de eso para hacer su negocio", mientras los músicos luchan por mantenerse Sargento García se presentará esta noche en la Plaza Fundadores, de esta capital, mismo espacio donde anoche estuvo el grupo de Paco Rentería, Guitarra de Fuego & Tauromaquia, con un concierto de música llamado por el propio guitarrista free play, que combina ritmos de flamenco, pop, jazz, latino, oriental y progresivo, entre otros Integrado por Roberto Quintero y Lidia Madrigal (percusiones), Luis Quintero (guitarra), Juan Manuel Ayala (bajo), Benjamín Santillanes (trompeta), Juan Carlos Lorenzana (flauta), Luis Palacios (guitarra eléctrica), y Mario Macías (violín y teclado), el grupo de Rentería llenó la plaza histórica donde comenzó la construcción de la ciudad colonial potosina y prendió al público con cobres y piezas originales, así como con arreglos de su estilo a canciones tradicionales como Guadalajara, el Son de la Negra y el Jarabe Tapatío El festival continuará hasta el próximo domingo 29 de abril Será clausurado con un concierto en la misma Plaza Fundadores a cargo de la cantante Julieta Venegas

Comentarios