El Royal Ballet: La Bella Durmiente sin Espartaco

martes, 19 de junio de 2007
México, D F, 18 de junio (apro)- El Royal Ballet de Londres regresa al país luego de varios años con la que se espera sea una espectacular presentación de La Bella Durmiente, a pesar de la ausencia de su astro más fulgurante, el cubano Carlos Acosta, quien entre otros motivos ha sido invitado por el Ballet Bolshoi para interpretar Espartaco En entrevista con Apro, Arcelia De la Peña, directora de la compañía privada Ars Tempo que contrató al grupo para el Distrito Federal y Guadalajara, dice que esta versión de La Bella Durmiente, del coreógrafo británico Kenneth MacMillan, desplegará decenas de bailarines en el escenario "Un poco como que quisimos contar la historia del Royal Ballet Fue con La Bella Durmiente que éste llegó al Royal Opera House y con la que se transformó en lo que es, porque antes era el Sadlers Ballet "Esta Bella es una producción nueva que la compañía acaba de hacer para celebrar sus 75 años También trae una Coppelia que es una obra menos pretenciosa pero muy honesta, muy bien puesta, y muy divertida, y un Romeo y Julieta, así mismo de MacMillan, que es una obra maestra universal "Es una gira sin precedente Normalmente traemos un máximo de dos obras, pero el Royal Ballet llega ahora con cuatro programas, ya que en Guadalajara presentará el segundo acto de El Lago de los Cisnes y los pas de deux de Don Quijote y Romeo y Julieta, entre otras joyas coreográficas que se reservan para ocasiones muy especiales como cumpleaños de la Reina y otros homenajes, y que son los que el público quiere ver en una gala" Consultada sobre la ausencia de Acosta, De la Peña dice que el contrato del astro cubano con el Royal Ballet no incluye su presentación en giras y que, independientemente de ese motivo, ha sido invitado por el Ballet Bolshoi para bailar Espartaco "Creo que es algo muy importante en su carrera --dice la empresaria-- De alguna manera Carlos ha estado ya con nosotros en Balletissimo pero, claro, nos gustaría verlo y reverlo siempre Es un virtuoso" Sin embargo, agrega, "creo que habrá bailarines de una talla muy importante" para interpretar al príncipe y acompañar a la destacada española Tamara Rojo quien, entre otras, encarnará a La Bella Durmiente En otro aspecto, De la Peña afirma que no existe en la Ciudad de México un teatro adecuado para el tipo de producciones que ella suele traer El Palacio de Bellas Artes le queda corto y el Auditorio Nacional nunca ha sido lo óptimo para ver ballet, debido a sus enormes proporciones, más adecuadas para espectáculos musicales A pesar de que De la Peña es quien trae las mejores compañías internacionales a México, apunta que esa actividad no es negocio y que lo hace mayormente por amor al arte "Hacer arte y cultura en ningún lugar del mundo es negocio Somos una compañía muy pequeña con mucha vocación, pero los números son los números y al final del día las cuentas hay que pagarlas"

Comentarios