Spookyk Tooth, el peso de un Grammy

viernes, 31 de octubre de 2008
MÉXICO, DF, 29 de octubre (apro) - Tras 40 años de haber grabado su primer disco LP It?s All About, una de las tantas agrupaciones ?hoy casi olvidadas? de la escena vanguardista musical de finales de los sesenta volvió a reunirse para tocar: el conjunto de rock inglés Spooky Tooth ("Diente Fantasma") La noticia me la comunicó hace varios fines de semana Audrey Schmilker, joven amiga violinista judío-mexicana, al salir del concierto de la Orquesta Filarmónica de la UNAM en la Sala Nezahualcóyotl, cuyo programa incluyó Beethoven, Richard Strauss y Phillip Glass Le respondí: --¡Muy grata onda saberlo, ha sido uno de mis conjuntos preferidos! Lástima que Spooky Tooth sea nulo para las nuevas generaciones? creo" Se rió por mi inseguro final de comentario Aun si prácticamente le doblo la edad, y en gustos rompemos géneros Audrey y yo, sus conocimientos artísticos son magistrales Nos pasamos horas hablando de jazz, o de tambora, y mariachis Sobra decir que nos unen peculiares germanofilias musicales y literarias, amén de las sagas de Snorri y demás mitologías nórdicas ancestrales "Spooky Tooth tampoco resulta una banda muy reconocida para tu generación ?reviró?, y sucede igual con los grandes ejemplos de rock subterráneo alemán de entonces, como Amon Düül, Tangerine Dream, Floh de Cologne, Wisthüsser & Westrupp, y Xhol, Guru Guru Groove, de Suiza, o los daneses Savage Rose, de Anders Koppel, para no meter al prestigioso cantante John Kay de Steppenwolf, que nació en Alemania del Este Joachim Kraudelat era su verdadero nombre, que cambió apenas saltó el Muro y llegó a Berlín Occidental en 1951 El "Nacido para ser salvaje" (Born To Be Wild), nuestro "lobo estepario" que adoptó para su banda el título de la novela del Nobel, Herman Hesse" --Tal olvido para con Spooky Tooth hago extensivo ?continuó Audrey con firmeza discursiva-- a las agrupaciones fantásticas Van Der Graaf Generator, Can, Vainilla Fudge, Free, The Fugs, Mothers of Invention, Moby Grape, Soft Machine, Nice, Savoy Brown, Quicksilver Messenger Service, y un mundo de etcéteras A los olvidados del rock, gritó, "¡en diez años más les van a dar un Grammy, como a los viejitos de Buena Vista Social Club Serán grupos de culto!" Audrey Schmilker admira a Los Beatles hasta 1969: "Quizá nadie hable de Spooky Tooth ya, ¿sabes por qué? Por Los Beatles, Los Rolling Stones, Las Puertas, Led Zeppelin, Jethro Tull y Velvet Underground de Lou Reed Desde 1970 fueron una perniciosa influencia para el arte mundial, pues fabricaron platos LP descaradamente comerciales, no para ser escuchados por públicos más allá de la música ligera, sino por consistir en grabaciones de fomento al consumismo ¡Y los más tetos se tragan esa porquería de que la música es primero que todo un negocio del diablo capitalista, jajajaja, pobres calaveras?!" No sea su mercé Wayne El disco It?s All About comienza con la introducción de "Chico de sociedad" (Society?s Child), refrito tomado de la cantautora gringa Janis Ian, con órgano solemne por Gary Wright (Englewood; marzo 26, 1945-) a la manera de Procol Harum plus Matthew Fischer (ver en You Tube la dirección: http://wwwyoutubecom/watch?v=yW_rYLoIR08) Tras el redoble de Michael Kellie (Birmingham; marzo 24, 1949-) entra la espectacular voz de Mike Harrison (Carlisle; septiembre 30, 1945), apoyada por el soul puntual del bajista Greg Ridley (Aspatria; octubre 23, 1941-), y lira de Luther James Grosvenor (Wostercershire; dic 23, 1949-) Ven a mi puerta, nena? Mis padres fastidian que debo buscar chavas de mi nivel, piensan que no perteneces a nuestra clase y me prohíben verte más, te llaman chamaquilla en vez de pronunciar tu nombre? Sigue la original Sunshine Help Me ("Ayúdame, brillo de Sol"), una rola excelente como el resto de It?s All About, de 1968 Un año después grabaron Spooky Two, poco promocionado Para el experimental Ceremony de 197, el grupo llamó al músico francés Pierre Henry Ceremony Su último LP aparecería en 1971: "La última fumada" (The Last Puff), que contiene "Yo soy la morsa", de Los Beatles, editado asimismo en México y España Wright, Harrison y Grosvenor continuaron carreras solistas, sin repetir jamás las más altas glorias de Spooky Tooth Un buen día desplegaré mis alas y volaré Pero para que llegue ese día falta mucho, nena, sólo soy un chico de sociedad En tanto, las cosas han de mantenerse igual Consciente de que Audrey Schmilker ama la cerveza Guinness de Irlanda, los tés de jazmín y arándano fríos, y el helado de menta con chocochips estilo Coppelia, para aprovechar vampirescamente sus cocimientos intelectuales en torno al rock de la década de los 70 lancé mi anzuelo y nos fuimos a mi depa a ver los videos que he bajado de la dirección en red wwwyoutubecommx de mi sitio "betokkikke" Le mostré el vid de la entrega del Grammy 1970 a la mejor música de película o serie televisiva que en marzo de 1971 se llevaron Los Beatles por las canciones de "Déjalo ser" (Let It Be), cinta de Michael Lindsay-Hogg (Rock?n?Rolling Circus, Two of Us, Godot) Audrey exclamó: --¡Cómo se ve cambiado Paul McCartney! ¡Parece un niñito afeminado, flaquísimo ?seguro de tanto coraje que le hizo pasar John Lennon! Lo que no entiendo es qué hacen esos otros dos con Paul? --Tenían que estar ?le dije?, son tres Grammy para quienes compusieron las piezas principales de la cinta: John Lennon, Paul McCartney y George Harrison Los Bea-tres, sin Ringo --Y sin George Martin ni el asesina conejitas Phil Spector ni Billy Preston? No, me refiero a los que están en el estrado con Paul, primero Linda Eastman, muy su esposa y que en paz descanse, pero ella nada que ver con esos Grammy Los tres miserables trofeítos pesarán una pluma de gaviota, pero bien abusada se me apuntó la chela Menos comprendía que Hollywood Studios enviase para entrega de dicho rubro "al vaquerito baboso John Wayne, la personificación del imperialismo yanqui y reaccionario perfecto" Audrey suspiró: --Dicen que aquella noche, el troglodita Wayne se puso hasta las chanclas en güisky, anduvo buscando bronca a cuanto rocanrolero de pelo largo se hallaba entre bambalinas y nadie lo paraba "Pero es el precio que se paga por un Grammy, la diferencia entre unos Beatles y Spooky Tooth No que el peso de la estatuilla sea inmenso, pero? Si un católico muere, digamos el bueno de san Pablo, o sea, Sir Paul McCartney sube al Cielo con sus mugrosos Grammy hechos de música ligera y ¡fuera!, capaz de que San Pedro lo rebota al infierno terrestre" Tenés demasiado peso para poder alzar vuelo, che (soltó imitando la voz argentinísima del gaucho Martín Fierro, alias Facundo Cabral) Dije: "En lugar de esa jalada de estatuita en miniatura de fonógrafo que es el Grammy, con toda la carretada de lana que ha ganado la industria del disco explotando artistas, se les debería otorgar dinero en efectivo" --Pesa, de cualquier modo ?replicó Audrey?, un Grammy sí que pesa varias toneladas de fama Por eso son importantes grupos como Spooky Tooth, que en 1971 se hallaba en la cúspide creativa, pero sin Grammy que les garantizaba muchos años más en el circuito musical del disco Lo ganaron un trío de cuatro ex amigos de Liverpool, una banda de inexistentes conocida en el mundo como Los Beatles --Ninguno de los grupos underground que mencionas recibió jamás Grammy alguno: Spooky Toth, Mothers of Invention, Vainilla Fudge, Tangerine Dream, Fugs, Can? Los Beatles llevan más de 30, desde 1964 como grupo de rock revelación, hasta 1999 por su obra en video Anthology Por el sitio Youtube atendimos las nuevas del grandioso viejo Spooky Tooth en Hamburgo 2008 (mxyoutubecom/watch?v=zclcsjoH62s, mxyoutubecom/watch?v=QXNTgojrZyQ , con "ketishbloke" en wwwmxyoutubecom/watch?v=KUFLq6f0-g4) Acabamos pintas del shish en vasos de negrusca Guinness, y Audrey calló De broma, le pregunté para animarla si acaso escribía algún tratado sobre cuánto pesa un Grammy en el rock y, para mi sorpresa, me mostró un libro arrugadote de bolsillo: El Mundo de la Música Pop, de Rolf-Ulrich Kaiser (Econ Verlaag Düsseldorf/Barral Editores, Barcelona, 1972) Se despidió: --Todo está escrito, es cuestión de saber leer ¿Para qué necesitas la información si no la usas?, por citar la flamencosong de Kiko Veneno "¿De qué te sirven los malditos premios Grammy si te pelaste ya de este mundo? Aun si premiaran a Spooky Tooth con mil millones de dólares hoy, la casa de cambio en sucursal del Banco Vaticano que tenía San Pedro, allá hasta mero arriba, cerró hace varios siglos, por obra y gracia del cura Martín Lutero It?s all about a roundabout!"

Comentarios