Quatum of solace, la nueva película de Bond

viernes, 7 de noviembre de 2008
MEXICO, D F, 5 de noviembre (apro)- En su primer fin de semana, la nueva cinta de James Bond, Quantum of Solace, con Daniel Craig como el mero, mero, recaudó cerca de 15 millones de libras, según datos de IMDBcom, dos millones más que Casino Royal Aún falta ver cómo se comporta el estreno a nivel mundial, pero todo parece indicar que en taquilla las cosas van muy bien Quantum (Quantum of Solace), la aventura 22 de James Bond, arranca donde nos dejó Casino Royal: Bond y M se disponen a interrogar a Mr White, quien les revela que la organización que estaba detrás de Vesper Lynd (Eva Green), es prácticamente un monstruo que está en todas partes Las primeras pistas llevan a Bond a Haití, donde conoce a la bella y misteriosa Camila (Olga Kurylenko) Gracias a la sed de venganza de la susodicha (motivos que no revelaremos), Bond encuentra que el villano detrás de todo o uno de los más importantes, un tal Dominic Greene (Mathieu Amalric), es un empresario sin alma que se ha aliado con un militar sudamericano en el exilio, el general Medrano (Joaquín Cosío), para apoderarse de los recursos naturales más importantes del mundo Pero eso no es todo Resulta que el enemigo también está en casa, de modo que habrá momentos en los que Bond estará prácticamente solo contra el mundo Algo parecido a la saga de Bourne (estelarizada por Matt Damon) De hecho, Quantum, dirigida por Marc Forster, posee altas dosis de acción, en las que Bond hará un despliegue de habilidades físicas sorprendentes, cómo ocurrió en las cintas de Jasón Bourne Si usted pensaba que Bond no podría cambiar más, debe ver Quantum para descubrir que, con Craig, estamos viviendo un parteaguas importante en la franquicia, lo cual seguirá incomodando a muchos puristas En lo personal, debo decir que cuando vi Casino Royal no pude evitar sentirme un poco desilusionado Y no es que me pareciera una mala película de acción; sólo sentí que la reinterpretación del "estilo Bond" por parte de los realizadores, cambió el panorama: Nuestro Bond ya no era el mismo; era un buen Bond, pero ya no era lo mismo Y no es que esté bien o mal Finalmente, Batman sigue siendo Batman a pesar de las diferentes visiones sobre el héroe, Algunos gustan más que otros pero, al fin de cuentas, es una cuestión de gustos

Comentarios