Recibe Juan Gelman el premio Cervantes

jueves, 24 de abril de 2008
México, D F, 23 de abril (apro)- El rey Juan Carlos entregó hoy el premio Cervantes 2007, el más prestigioso de la lengua española, al escritor argentino Juan Gelman, en una ceremonia efectuada en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Hinares, ubicada cerca de Madrid, España Hijo de padres ucranianos, Gelman, quien reside actualmente en México, es el cuarto escritor argentino que recibe el más alto reconocimiento de las letras españolas, que lleva el nombre de Miguel de Cervantes Antes que él, lo obtuvieron: Ernesto Sábato, Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares "Hay recuerdos que no necesitan ser llamados y siempre están ahí y muestran su rostro sin descanso Es el rostro de los seres amados que las dictaduras militares desaparecieron", dijo el poeta al recibir el premio Gelman tiene razones de peso para no olvidar: En agosto de 1976, cuando ya padecía el exilio, su hijo Marcelo y su nuera Claudia, embarazada de siete meses, fueron secuestrados por los militares argentinos y posteriormente asesinados Tras 23 años de intensa búsqueda Gelman y su exesposa Berta localizaron a su nieta en Uruguay, donde había sido criada por la familia de un policía de aquel país Macarena estuvo presente en la ceremonia presidida por los reyes de España, Juan Carlos y Sofía, y en la que también participaron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el ministro de Cultura, César Antonio de Molina; y representantes de altas instituciones del Estado y del ámbito cultural iberoamericano A una vida "repleta de noches oscuras del alma y de momentos de indudable dureza y dolor" se refirió el monarca español al elogiar la figura del autor argentino El rey definió a Gelman como uno de los más "valiosos poetas de los últimos tiempos, renovador del idioma y creativo del lenguaje" Destacó el lirismo del poeta argentino "construido a vueltas con la racionalidad" y "centrado en lo real" Un discurso, el del poeta, que según el ministro de Cultura español, ha tenido el privilegio de "vivificar" nuestra lengua común Y por medio de esa lengua, dijo Molina, el autor argentino se ha convertido en representante de un "humanismo libre de prejuicios" "Su palabra fluye con fuerza, sinceridad y espontaneidad", dijo Molina al recorrer la trayectoria de Gelman, a quien definió como "adicto" a su profesión de poeta El ministro estableció un paralelismo entre el galardonado y el creador de El Quijote, para afirmar que, como la de Cervantes, la obra de Gelman "simboliza la resistencia frente a la adversidad, la penetración profunda de la existencia y el triunfo de la imaginación como arma y refugio frente al infortunio" También el propio Gelman hilvanó su discurso con reiteradas alusiones a la obra de Cervantes y a El Quijote, del que, dijo, le proporcionó "manantiales de consuelo", en la época en la que vivía lejos de su país y en la que cada día le llegaban noticias de amigos y compañeros desaparecidos La creación poética fue su refugio: "Ahí está la poesía: de pie contra la muerte", subrayó Gelman, para destacar a renglón seguido la importancia que tuvo para él la obra de Santa Teresa y de San Juan de la Cruz en aquellos años de exilio "Su lectura desde otro lugar me reunió con lo que yo mismo sentía, es decir, la presencia ausente de lo amado, Dios para ellos, el país del que fui expulsado para mí Y cuánta compañía de imposible me brindaron", señaló el poeta, quien recordó a los 30 mil desaparecidos que causó en su país la dictadura (1976-1983) Nacido en Buenos Aires en 1930, Gelman es autor de poemarios como Violín y otras cuestiones (1956), En el juego en que andamos (1959), Gotán (1962), Salarios del impío (1993) o Sombra de vuelta y de ida (1997) Su primera poesía fue publicada en la revista Rojo y Negro Gelman tenía entonces 11 años de edad

Comentarios