Mario Marín rechaza financiar la película Memoria de mis putas tristes

martes, 6 de octubre de 2009 · 01:00
MÉXICO, D F, 6 de octubre (apro)- Horas después de que  la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés), interpusiera una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra quien o quienes resulten responsables por el delitos de apología de la prostitución infantil y corrupción de menores, el gobernador de Puebla, Mario Marín, metió reversa y retiró su apoyo a la película Memoria de mis putas tristes, de Gabriel García Márquez, que pretendía filmarse en esa ciudad
La declinación formal fue hecha a través del portal de internet del gobierno estatal
Dice el comunicado:
"El gobierno del estado de Puebla confirma este martes que no apoyará el proyecto o filmación de la película Memoria de mis putas tristes, basada en la novela del escritor colombiano Gabriel García Márquez
"Como se informó en su momento, la producción solicitó a las autoridades de Puebla respaldar financieramente el largometraje, lo que fue sometido a consideración y descartado totalmente"
El anuncio fue hecho inmediatamente después de que la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés), acudiera a la PGR para presentar una demanda penal los delitos de apología de la prostitución infantil y corrupción de menores
La directora regional de ese organismo, Teresa Ulloa, reiteró que la pretensión de llevar al cine la novela de García Márquez  "glorifica la pedofilia y la pederastia y, al masificar el mensaje, las naturaliza y pone en grave riesgo a las mujeres y niñas de nuestros pueblos"
         Recordó que el artículo 209 del Código Penal Federal establece que será coparticipe del delito de apología de la prostitución infantil y de la explotación de menores, la persona que, pudiendo hacerlo, no impida la comisión de dicho delito
         A su juicio, el gobernador de Puebla, Mario Marín pretende "lavar sus pecados y convalidar sus antecedentes escandalosos" brindando apoyo económico para la filmación de la cinta
En Memoria de mis putas tristes, un anciano de 90 años de edad se regala en su cumpleaños una noche de sexo con una adolescente virgen de 14 años
         El pasado viernes, 2 de octubre, la periodista Lydia Cacho, autora del libro Los demonios del Edén, y Bertha Navarro, productora de filmes como El laberinto del Fauno y El espinazo del Diablo, se sumaron a las críticas contra la pretensión de llevar a la pantalla grande la novela del premio Nobel de Literatura y el apoyo del gobierno de Puebla
En diciembre de 2005, Lydia Cacho fue detenida ilegalmente en Cancún, Quintana Roo, por órdenes del gobernador Mario Marín, quien, a su vez, cumplió una petición de su amigo Kamel Nacif, conocido como El rey de la mezclilla, quien se molestó porque la periodista lo señaló como protector del pederasta de origen libanés, Jean Succar Kuri
         Ayer lunes, el productor y codirector del filme, Ricardo del Río, había anticipado el desenlace de esta historia al dar a conocer que el gobierno del estado había decidido retirar el apoyo de un millón 600 mil dólares que aportaría a la cinta, una coproducción de de ocho millones de dólares en la que participan inversionistas de México, España y Dinamarca
         Sin embargo, por la mañana, el vocero del Consejo para el Desarrollo Comercial, Industrial y de Servicios (CDCIS), Yraclis Psihas, desmintió que el gobierno de Puebla hubiera retirado el financiamiento a la película basada en la novela del premio Nobel de Literatura por los señalamientos de pedofilia en la historia
         Psihas reiteró que el filme "dará una gran proyección turística a Puebla en el país y en el extranjero", por lo que aseguró que "está autorizado el recurso para esta película"
         No fue así
 

Comentarios