Presenta Woldenberg en la FIL su novela "El Desencanto"

lunes, 7 de diciembre de 2009 · 01:00

GUADALAJARA, Jal., 4 de diciembre (apro).- “Somos la generación del desencanto. Hemos hecho mucho ruido, pero nuestras nueces están podridas”. Así se expresa Manuel Martínez, protagonista de la novela “El desencanto”, de José Woldenberg, que hoy fue presentada en la Feria Internacional del Libro (FIC).
Con los comentarios de Ciro Murayama y Rafael Pérez Gay, Woldenberg destacó que en este texto se intercalan hechos y personajes reales.
Parte de la historia de un militante de izquierda que pasa del más eufórico entusiasmo a la profunda apatía, decepcionado por un izquierda mexicana que “mira la paja en el ojo ajeno sin ver la viga en el propio”, explicó el autor.
    Personajes como Andrés Manuel López Obrador o “El rector Carpizo”, instituciones como el PSUM o el PRD que, según los presentadores, han basado su discurso en la descalificación sistemática de sus adversarios desde un pedestal ficticio de superioridad moral, son algunas de las referencias de la obra que publica Ediciones Cal y Arena.
    El salón estaba a media capacidad a cinco minutos de que empezara la presentación, programada a las ocho de la noche de este viernes.
Ahí se presentó Leonardo Valdés Zurita, consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE) y su homólogo del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco, David Gómez Alvarez, quien es ferviente admirador de Woldenberg.
    Con la aparición del autor de “El desencanto”, el recinto se atiborró y los críticos comenzaron a desgranar sus impresiones sobre el texto.
Se esperaba una controversia, pero ésta jamás apareció.
En cambio, el extitular del IFE recibió una cascada de elogios de parte de Murayama, quien lo calificó de “constructor de instituciones” y de ser “la persona que convenció a todo un país de que somos capaces de tener elecciones limpias”.
    También dijo que este libro es un debate sin concesiones, pero sin caer en el recurso fácil de la denostación. “Se basa en las ideas de escritores y pensadores decepcionados del socialismo, al percatarse de la descomposición en la que éste cayó”.
    Por su parte Rafael Pérez Gay calificó al libro como fundamental para entender la historia de la izquierda mexicana. “Es una trama de pasión intelectual y fidelidad ética”.
Y mientras en este salón se hablaba de la izquierda, en un recinto contiguo el expresidente nacional panista, Manuel Espino, presentaba su libro “Volver a empezar”.
El exdirigente panista hizo hincapié, manoteando, en la necesidad de que los partidos de corte católico vuelvan a sus orígenes y recuperen el prestigio político perdido.
Más aún, sostuvo que “hay panistas que no los merece ni el PRD”.

Comentarios