"Premio Estación Palabra García Márquez" para Ignacio Padilla

miércoles, 1 de julio de 2009
México D F, 1 de julio (apro) Ayer por la tarde se entregó la primera edición del Premio Nacional de Ensayo Estación Palabra sobre literatura Latinoamericana Gabriel García Márquez, al cuentista Ignacio Padilla, quien recibió 300 mil pesos como primer premio por Darío en Tiberíades: García Márquez y el Naufragio americano
         Sin la presencia Gabriel García Márquez, quien había sido anunciado en el evento y no asistió "debido a un problema en el cambio de vuelo", según informaron, se realizó una breve ceremonia de premiación en el teatro del Poliforum Siqueiros
En la ceremonia también se entregó premio al segundo lugar (ex aequo) para Eduardo Parrilla Sotomayor por Imaginación y compromiso liberador en Cien años de soledad, y Sigmund Méndez por La reinvención de Latinoamérica en Cien años de Soledad, y el tercer lugar para Carmen Vidaurre por América Latina en tres obras narrativas de Gabriel García Márquez; cada uno obtuvo la cantidad de 100 mil pesos
Al preguntar a Padilla sobre el tema que tomó para su ensayo, respondió que "desde El otoño del patriarca me impresionó la presencia del mar, el agua y la lluvia en la obra de García Márquez y eso hizo preguntarme que había pasado con el mar latinoamericano"
La mesa de honor fue presidida por Ramón Garza Barrios, Presidente Municipal de Nuevo Laredo, Rebeca Canales Garza, Presidenta del DIF de ese estado, Federico Schaffler como representante del jurado en la premiación, y Andrés Torres, encargado de Extensión Cultural del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) en lugar de Ricardo Calderón, Subdirector de esa institución
El jurado que seleccionó a los ganadores entre un total de 29 trabajos estuvo encabezado por la escritora Rosaura Barahona, Fidel Chávez, crítico y catedrático del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; Miguel Covarrubias, Poeta y catedrático de la Universidad Autónoma de Nuevo Leon; Ana Rosa Domenella, escritora y catedrática de la Universidad autónoma de Metropolitana de Iztapalapa y el escritor Federico Schaffler, Secretario de Desarrollo Humano y de la Sociedad del Gobierno Municipal de Nuevo León
En el presidio, Padilla recordó un comentario de García Márquez que decía: "Todos escribimos para que nos quieras y leemos para querer, pero yo escribo por amor y sadismo, misantropía y filantropía? 'Dario en Tiberíades' es una muestra implícita de la gratitud que le tengo a García Márquez, una manera de agradecerle su obra por haber entendido el mar, el mar de América latina, el que llevo dentro de mí, agradecerle por haber abierto el grifo de su obra donde yo me inundé y quise ser lo que él ha sido siempre, un naufrago de las palabras y de los libros"

Comentarios