Sandro de América no pudo resistir los trasplantes

lunes, 4 de enero de 2010

MÉXICO, DF, 4 de enero (apro).- El cantante argentino Roberto Sánchez, quien en los setenta saltó a la cumbre musical latinoamericana como Sandro, murió a los 64 años esta noche en un hospital de la ciudad de Mendoza, a mil kilómetros de Buenos Aires, luego de una larga enfermedad pulmonar.

Exitos como “Yo te amo”, “Rosa Rosa”, “Quiero llenarme de ti”, “Ese es mi amigo el puma” y “Dame fuego” lo hicieron internacionalmente famoso con el nombre artístico de “Sandro de América”.

El reporte de su muerte anunciada lo dio su médico de cabecera, el doctor Claudio Burgos. Sandro había recibido operación de trasplante de corazón y pulmones el 20 de noviembre pasado.

Se dio a conocer en los sesenta como guitarrista con el grupo Los de Fuego, y pronto pasó a ser el intérprete vocalista que, un lustro después, fue el primer artista latinoamericano en llenar el Madison Square Garden de Nueva York y aparecer también como el primer cantante argentino en el famoso Luna Park de Buenos Aires.

Su reconocimiento vino en 2005 cuando obtuvo el Grammy Latino por Trayectoria. A lo largo de su carrera grabó medio centenar de discos (ocho millones de copias) y 16 películas como “Gitano” y “Muchacho”.

Una de las razones de sus éxitos, además de su voz y su atractivo físico, fue su forma de bailar con movimientos sensuales y provocativos que la sociedad conservadora consideró “pornográfica”, pero que aplaudían ardientemente acompañadas de gritos de sus jóvenes seguidoras.

Comentarios