Se reinauguró el Palacio de Bellas Artes

viernes, 19 de noviembre de 2010

MEXICO, DF, 19 de noviembre (apro).- Luego de dos años de trabajos de remodelación, esta noche fue reinaugurado el Palacio de Bellas Artes en una ceremonia que encabezaron el presidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala.
En su discurso, Calderón exaltó que, a partir de ahora, los mexicanos contarán con un espacio teatral a la altura de las exigencias internacionales, y recordó que en la remodelación se invirtieron cerca de 700 millones de pesos.
Al evento acudieron, entre otros, Consuelo Saízar, presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; Teresa Vicencio, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes, así como el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio.
En su intervención, el titular de la SEP dijo que la reapertura del Palacio se inscribe en otras acciones relacionadas con las conmemoraciones del 2010, así como la apertura de la galería en Palacio Nacional, la expo-Guanajuato Bicentenario, el Parque Bicentenario y la restauración y equipamiento de 19 teatros en diferentes entidades de la República.
También asistieron al evento miembros del cuerpo diplomático acreditados en el país, de la comunidad artística y cultural, gobernadores, funcionarios del gobierno federal y legisladores, entre otros, el senador panista Gustavo Madero; el secretario de Salud, José Ángel Córdova; Ernesto Cordero, de Economía; el coordinador para los festejos del Bicentenario, José Manuel Villalpando, y el titular de Difusión Cultural de la UNAM, Sealtiel Alatriste.
El concierto inaugural estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica Nacional dirigida por su titular Carlos Miguel Prieto, quien luego del acto protocolario puso la nota emotiva al mencionar que la agrupación musical vuelve a partir de hoy a su sede permanente, y lo hizo interpretando el Huapango, de José Pablo Moncayo, obra que calificó como la más emblemática del repertorio nacional.
Afuera, en la explanada de Bellas Artes, se presentaron diversos escenarios con danza, teatro y música, en los que se había anunciado que se permitiría la entrada al público en general, pero no ocurrió así, y los asistentes debieron observarlos desde las vallas dispuestas alrededor de la explanada.

Comentarios