Deleita al público cubano el American Ballet Theater

viernes, 5 de noviembre de 2010

LA HABANA, 5 de noviembre (apro).- Con la pieza de danza teatral Fancy Free y  los movimientos cadenciosos, pasos perfectos y  gracia única del cubano José Manuel Carreño, ayer por la noche concluyeron las presentaciones “históricas” del American Ballet Theater (ABT) en Cuba.
Luego de 50 años de ausencia de los escenarios cubanos, el American Ballet Theater, la compañía con la que Alicia Alonso se dio a conocer al mundo, deleitó a un público habanero con sus principales obras, que recorren con elegancia magistral el ballet clásico, pasando por los un pas de deux a la danza académica y moderna.
“Es nuestro deseo que esta tercera visita a Cuba del American Ballet Theatre contribuya a fortalecer el entendimiento entre nuestros pueblos, y a consolidar aún más una amistad que tiene sus raíces en el amor al arte de la danza y en imborrables sentimientos de humanidad y belleza”, señaló la directora del Ballet Nacional de Cuba en el programa de las presentaciones de la compañía en la isla.
Durante dos días (3 y 4 de noviembre), más de 10 mil cubanos asistieron a las dos galas de la compañía de danza de Estados Unidos, considerada por la crítica mundial como una de las mejores a nivel mundial por su tamaño, repercusión y alcance.
El programa del American Ballet Theater, reconocido en EU como un tesoro nacional desde su fundación en 1940, brindó un programa especial en el teatro Karl Marx, integrado por Tema y variaciones, obra creada en los años cuarenta, especialmente para Alicia, por George Balanchine.
Incluyó también la obra Siete Sonatas, con coreografía de Alexei Ratmansky; los pax de deux clásicos de El Corsario y Diana y Acteón, junto a piezas emblemáticas del ABT como Fancy Free, pieza que permitió el reencuentro de José Manuel Carreño con su público y sirvió como despedida del bailarín cubano con la compañía con la cual trabajó durante 15 años.
La participación de la compañía de danza estadounidense en la 22 edición del Festival Internacional de Ballet de La Habana rindió un homenaje a la prima bailarina absoluta, Alicia Alonso, directora y fundadora del Ballet Nacional de Cuba, con motivo de su 90 cumpleaños, en diciembre próximo, y quien comenzó su carrera en los años 40 en la compañía de Estados Unidos.
“Cuba está estrechamente vinculada a la American Ballet Theatre. Alicia Alonso ha dicho que en su corazón ella nunca abandonó el ABT. Puedo decir que en nuestros corazones Alicia siempre está con nosotros”, expresó a los periodistas un eufórico Kevin McKenzie, director artístico de la compañía.
“El ballet es un lenguaje universal, su belleza y su honestidad construyen puentes y consolidan relaciones. Sentimos que traer el American Ballet Theatre a Cuba es como venir a reunirnos con nuestra familia”, puntualizó  McKenzie al público (más de 10 mil personas en los dos días) que asistió al teatro Karl Marx.
“Sentimos que somos sus nietos de la misma forma en que sienten los bailarines del Ballet Nacional de Cuba”, añadió la estadounidense Julie Kent, primera bailarina desde 1993, en referencia a Alicia Alonso.
Kent destacó la llegada, en 1995, del cubano Carreño a la compañía. Su llegada, continuó, significó un cambio en cuanto a nivel y trayectoria, del mismo modo que Alicia Alonso sentó pautas para la compañía en sus inicios.
La directora ejecutiva del ABT, Rachel Moore, alabó la figura de Alonso y dijo que este viaje a La Habana era como “una verdadera reunión de toda la familia”.
La propia bailarina Alicia Cubana expresó su emoción por la presencia de la compañía que la vio nacer.
“Siento una emoción muy especial al expresar mi bienvenida a Cuba al American Ballet Theatre, agrupación artística que ha significado tanto en mi carrera profesional como bailarina, y a la que estoy ligada por profundos lazos artísticos y afectivos”, aseguró.
El American Ballet Theatre actuó en Cuba por primera vez en 1947, teniendo como figuras a la propia Alonso junto a Igor Youskévitch, Nora Kaye, John Kriza, Lucia Chase –quien además era su directora– y Antony Tudor, entre otros artistas.
La segunda ocasión fue en 1960, hace 50 años, en ocasión de su participación en el Primer Festival Internacional de Ballet de La Habana. Esta (2010) sería la tercera vez que el American Ballet Theatre se presenta en la isla.
Grandes y famosas compañías y figuras de 18 países participan en el 22 Festival de La Habana, a los 50 años de su creación: American Ballet Theatre, New York City Ballet, Royal Ballet de Londres, English Nacional Ballet, los Ballets de las óperas de Berlín, Dresde y Munich, la Compañía Nacional de Danza de España y el Ballet Estable del Teatro Colón.
Heriberto Cabezas, encargado de Relaciones Internacionales del Ballet Nacional de Cuba, adelantó que La Habana tiene planes de invitar a otras compañías norteamericanas, y consideró que se trata de “una nueva etapa” en el intercambio cultural entre Estados Unidos y Cuba.