TV pública en España: Adiós a la publicidad

miércoles, 17 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 17 de febrero (Proceso).- “El adiós a la publicidad (en la radio y televisión pública española) encumbra a las audiencias”, y las preferencias del espectador afloran. La cadena pública obtiene un rating promedio de 18.6% y constituye sus mejores números desde hace seis años, rebasando por 7.2 puntos a su inmediato competidor, Antena 3.

El profesor universitario Carlos Lozano Ascencio afirma: “Es necesario darle una mirada crítica a lo que sucede. Como espectador te digo que es una gozada. Los cortes ahora son sólo ajustes de tiempo y autopromociones. Las películas se ven de corrido, los telediarios tienen espacio para tratar más temas, la meteorología siempre con mucha audiencia en España, ahora no sólo informa sino también educa. Me dicen, sin embargo, que es un efecto pasajero. A ver cuánto dura”.

Por lo pronto, la cuota de audiencia ha subido significativamente casi para todos los formatos: Telediarios, 22% de la cuota de pantalla; películas, 29.1%, según informes del periódico El País.

Financiación de la Corporación de Radio y Televisión Española se llama la Ley 8/2009; fue promulgada el 28 de agosto de 2009, se publicó en el Boletín Oficial del Estado el 31 de agosto y sus disposiciones acaban de entrar en vigor en enero de 2010. El resultado inmediato visible en los canales dependientes del Estado, es que la pantalla se queda sin anuncios y, como señala Carlos Lozano Ascencio, quienes ganan son los teleespectadores.

La siguiente consecuencia es que al eliminar los comerciales bajan los ingresos y, para compensar, el Estado debe aportar mayores recursos y garantizar la plena operatividad del medio. Por tanto, la ley prevé aplicar un gravamen a los emisores privados. Éste se destinará a financiar a la radio y televisión públicas. El impuesto no es general, sino que distingue a los diferentes operadores con una tasa diferenciada. Los canales de señal abierta deben aportar 3% sobre sus ingresos; los de paga, 1.5%; las telecomunicaciones, 0.9%.

Se considera que en el periodo 2010-2011, Radio Televisión Española recibirá mil 200 millones de euros. La cantidad es el tope; si los ingresos fuesen mayores el remanente deberá pasar al erario, que lo distribuirá en otras áreas de la administración pública.

La tasa impositiva se justifica debido a que el pastel publicitario será en su totalidad para los medios de lucro y, por tanto, aumentarán sus ingresos y ganancias. Esa ventaja deberá ser redituada al Estado mediante la tasa impositiva prevista.

El impacto de quitar los anuncios a los medios públicos se dejará sentir en áreas que no tienen que ver directamente con el asunto económico. La competencia por el público, tanto de la privada como de la pública, irá de la mano de una búsqueda en torno a los contenidos: calidad, temas relevantes, experimentación, avance en el desarrollo del lenguaje, independencia política. Todas, mejorías para el ciudadano.

Comentarios