Regresa el sorprendente bajo de Victor Wooten

viernes, 12 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 12 de marzo (Proceso).- Pocos son los músicos que pueden ser clasificados como verdaderos virtuosos al ejecutar un instrumento, y Victor Wooten es uno de ellos. Dueño de una  increíble técnica, limpieza y creatividad al hacer sonar las cuatro cuerdas de su bajo eléctrico, Wooten es también un compositor que busca formas diferentes y que se arriesga a llevar a cabo cualquier idea, por más descabellada que sea, siempre con las banderas del jazz y el funk por delante.

Sus trabajos más conocidos han sido al lado del maestro del bajo Béla Fleck y de su hermano el baterista e inventor Roy Wooten (mejor conocido como Futureman o El hombre del futuro) en Los Flecktones. El grupo ganó notoriedad a nivel mundial en 1990 con su disco debut y es ahora considerada una de las agrupaciones más importantes dentro del jazz contemporáneo.

Victor Wooten es ya un referente dentro del género y ha compartido escenarios y grabaciones junto a los nombres más grandes actualmente como Stanley Clarke, Marcus Miller, Chick Corea, Richard Bona (Proceso 1656), Mike Stern (Proceso 1579, 1703) y Brandford Marsalis, entre muchísimos otros.

Su idea siempre ha sido que el bajo sea la estrella principal en sus conciertos, cosa que desde sus inicios e incluso en 2010 asusta a más de un empresario al contratarlo. Alguna vez comentó Wooten:

“Cuando me acababa de mudar a Nashville, en 1989, conseguí trabajo tocando en un restaurante naturista y la única forma de convencer a los dueños de que me dieran una oportunidad fue decirles que tocaba la guitarra. Eso me consiguió la audición. Cuando me vieron tocar les encantó lo que hacía y me dieron trabajo por dos años.

“Pero aún hoy entiendo que muchos empresarios tengan dudas al contratar a un bajista para hacer un show. El problema es que todavía no ven al bajo como un instrumento líder en una banda y no están acostumbrados a ver a un bajista al frente del escenario, y entiendo que piensen que no van a ganar dinero. No como con un guitarrista.”

Con la música en la sangre

Victor Lemonte Wooten (11 de septiembre de 1964) es el menor de cinco hermanos y fue Regi, el mayor, quien le enseñó a tocar el bajo a los tres años de edad. Ya a los cinco el pequeño Victor formaba parte de los Wooten Brothers y hacía shows abriéndole a inmortales del soul como Curtis Mayfield o Sly and The Family Stone.

Para él la música es el conducto mediante el cual se puede comunicar con cualquier persona en el mundo y aún hoy, con más de 40 años de carrera, esa sigue siendo su filosofía:

“Todavía no conozco a un músico que no piense que la música es un lenguaje. Comparando a la música con el lenguaje hablado, te puedes dar cuenta de que sirven para lo mismo: son formas de comunicación y de expresión. Son medios para sacar lo que llevamos dentro y expresarle un mensaje o sentimiento a alguien más, y generalmente la otra persona entiende lo que decimos.

“Lo interesante de la música es que cualquiera puede interpretarla como le plazca y no hay malos entendidos. Por eso le llamamos el lenguaje universal, puedo ir a cualquier parte del mundo y no decir una sola palabra pues con mi instrumento en la mano me comunico con cualquiera como si nos conociéramos desde siempre.”

Poseedor además de un carisma que inevitablemente le abre las puertas del lugar donde se encuentre, Victor Wooten se presentará nuevamente en la Ciudad de México, esta vez acompañado por su primera banda: los Wooten Brothers (Regi y Joseph Wooten en la guitarra y los teclados, respectivamente) además de contar con el gran Derico Watson en la batería.

Los conciertos tendrán lugar este viernes 12 y sábado 13 a las 21:30 horas en Voilà Acoustique, ubicado en Plaza Antara 843 esquina Moliere, en la colonia Polanco.