Denuncia el actor Rogelio Guerra acoso de TV Azteca

miércoles, 12 de mayo de 2010

MÉXICO, DF, 12 de mayo (apro).- El actor Rogelio Guerra acusó a  Televisión Azteca de emprender una persecución en su contra al punto de que, dijo, está en riesgo su vida.

En conferencia de prensa, el primer actor denunció el bloqueo a su trabajo actoral y violación a las leyes laborales y garantías más elementales  por parte de la televisora del Ajusco.

“A todos los actores de México les aviso que se cuiden de TV Azteca, que revisen cualquier contrato a detalle porque si no se enfrentarán, como yo, a un poder económico que me quiere ver fulminado como actor y como persona, sobre todo cuando la justicia es para el que tiene dinero”, expresó.

Rogelio Guerra insistió en que teme por su vida.

Y acusó directamente a personal del equipo jurídico de Azteca Novelas quienes, luego de la demanda que entabló en su contra por incumplimiento de contrato y daño patrimonial no lo han dejado de acosar y amenazar.

Guerra lamentó que la defensa jurídica ante una injusticia sea tan cara:

“¡Cuántas personas que no tienen dinero tienen que enfrentar injusticias, más aún cuando los funcionarios públicos como jueces y magistrados se prestan a los intereses de empresas como ésta, que hoy me quiere a como dé lugar tras las rejas”, apuntó.

Rogelio Guerra recordó que hace años celebró con la televisora del Ajusco un convenio por tres años, por tres novelas; sin embargo, sólo hizo una y quedaron dos pendientes que ya no pudo hacer, porque Azteca Novelas aseguró que el contrato ya había caducado en sus cláusulas, una vez que él demandó por incumplimiento del mismo.

“Me indigna mucho que un contrato tan claro sea violado flagrantemente y que, un caso como éste, se pudiera haber terminado en ocho meses por la razón que me dieron dos juzgados”.

Sin embargo, aclaró, ese juicio “ya lleva más de ocho años por las marrullerías legales y acciones tan descaradas y sucias por parte de jueces y Azteca Novelas”.

Expuso que las instancias ganadas fueron violadas por la magistrada Delia Rosey Puebla, quien de manera ilegal revive un contrato finiquitado:

“Esa conducta irregular tendrá que llegar a sus últimas consecuencias y para ello vamos a interponer una queja ante la Sala Superior de Justicia”, acotó.

El actor sostuvo que de ninguna manera busca reflectores, sino que sólo trata de mostrar la injusticia de la que ha sido objeto:
“Debemos estar preocupados no sólo los actores y actrices de este país, sino todo el pueblo, especialmente los que no tienen para defenderse ante el poder económico de las empresas”, puntualizó.

Comentarios