Sting, de maestro a rocanrolero

sábado, 8 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 8 de mayo (apro).- A cinco horas de subir al escenario del Colegio de las Vizcaínas en la capital mexicana, el rocanrolero Sting declaró lacónicamente a apro sentirse “fantàstico” por compartir su concierto con la cantautora mexicana Ely Guerra, considerando que ella le imponía “un alto reto artístico que debo asumir esta noche”.

         La pregunta de Proceso surgió al final de la brevísima charla de Sting con los medios nacionales en lujoso hotel de la avenida Paseo de la Reforma, una vez que el ex integrante de Police respondiera las únicas seis preguntas formuladas por la prensa leìdas para él por la embajadora del evento, Rebeca de Alba.

         La de Proceso fue una cuestión fuera de agenda, debido a que Sting respondió con cierta holgura un par de las seis al tiempo que manifestó sobre las demás que los asuntos planteados eran “más de lo mismo”. En síntesis, Sting dijo:

         “Yo solía ser un maestro de escuela antes de convertirme en un rocanrolero, pero por lo general los profesores no reciben buenos salarios así que decidí ser una estrella de rock.”

         Los cerca de cien periodistas acreditados en el salón rieron de muy buena gana. Sting prosiguió:

         “La labor educativa es una tarea muy importante, ya que se necesita energía y mucho entusiasmo sobre todo cuando hay retroalimentación en la enseñanza musical.”

La guapa Ely

Sting y Ely Guerra fueron contratados por la empresa Diageo México y la compañía Buchanan’s, para recaudar fondos en México y donar becas a miles de profesores en nuestro país.

         Durante su turno, Ely Guerra fue mucho más abierta en sus respuestas a la prensa mexicana:

         “Como bien dice esta convocatoria de Diageo y Buchanan’s para tocar juntos en el Colegio de las Vizcaínas, celebrar la vida es aprender juntos y hablo en plural pues se trata de un honor compartir el escenario con swing y organizar una fiesta bella…

         “Estoy viviendo un momento de mi carrera solista muy importante luego de 12 años de estar tocando con mi misma banda ‘los Ely Guerra’ ya que se me llamó para tocar mis 50 minutos, y participar así en un magno proyecto educativo, altruista…

         “Para mí es como avizorar lo alto de una enorme montaña a futuro, involucrarse amorosamente en la denuncia social y emocional con la juventud, yo curiosamente estoy siempre rodeado de mucha juventud y por lo tanto, siento que hemos sido como guerreros en esta lucha del arte y la educación.”

         La rubia zacatecana Rebeca de Alba lucía un vestido morado y Ely, con cabellera pintada de negro y un look “retro ochentas”, llevaba un atractivo conjunto rojo.

         “Estoy aquí de manera muy sincera –señaló Ely Guerra--, comprometida. Es un honor tocar y cantar para una causa pedagógica, pues yo no me rajo, soy ‘regia’ (de Monterrey) pero también noble de Guadalajara, y siento que nuestro México es un país muy generoso. No soy acomodaticia, mis metas en el arte están aun más lejos como si visualizara una montaña sagrada, por lo que participar con Diageo México y Buchanan’s es un honor y un compromiso para mí como mujer. Y las mujeres estamos de moda.”

         Hasta las cuatro de la tarde, los organizadores del concierto de Sting y su artista abridora Ely Guerra habían logrado recaudar poco más de cinco millones y 203 mil pesos mexicanos, según declaró a Proceso el director general de Diageo México, Jaime Graña Belmont.   

 

Comentarios