Golpea "Alex" al teatro de Nuevo León

lunes, 19 de julio de 2010

MONTERREY, N.L., 19 de julio (Proceso).- Además de los daños que dejó en la infraestructura, el huracán Alex golpeó a la cultura de Nuevo León:

El Festival de Teatro de Nuevo León, que está programado para celebrarse del 4 al 14 de agosto, recibió un tijeretazo repentino, pues de los 200 millones programados, el comité del ramo del Consejo para la Cultura y las Artes estatal (Conarte) decidió cortarle 700 mil pesos, según informa Carmen Junco, presidenta de la dependencia.

El dramaturgo Mario Cantú Toscano, exvocal de Teatro, reacciona enfadado frente al corte:

“La decisión de que se recorta el festival debió pasar por el Consejo de Conarte, que es el que aprobó la distribución del prepuesto y debería aprobar una redistribución. Ese recorte es un acto arbitrario de presidencia que violenta el reglamento de Conarte.”

Explota quien fuera vocal en el período 2007-2010.

“Por otro lado, por qué tienen que cortar los festivales culturales. Que recorten los panorámicos, que recorten la página en internet de 400 mil pesos, o los 38 mil pesos que le dan a ese tipo (Ignacio Cadena, de Cadena y Asociados) por asesoría de imagen.”

Junco se apresura en aclarar que la restricción para el encuentro obedece a motivos prácticos:

Frente a la contingencia meteorológica, toda la estructura administrativa del gobierno del estado quedará trastocada y seguramente se retrasará la entrega de las partidas presupuestales. Frente a la desaceleración de los flujos, Conarte, que cuenta con un presupuesto anual de 101 millones de pesos, está guardando recursos.

De 32 obras que había programadas en el festival, ahora sólo serán presentadas 20, dice la funcionaria, integrante de la familia propietaria de los periódicos del Grupo Reforma.

La dependencia a su cargo, añade, tiene que prevenir contingencias presupuestales frente al huracán que se abatió sobre el estado el 1 de julio.

“Más que cortar el presupuesto a Conarte, estoy viendo que la inminente necesidad de los proyectos de reconstrucción puede atrasar la llegada a tiempo de los recursos a Conarte.

“Para evitar un problema de no poder pagar nuestra nómina o los compromisos que tenemos en los espacios que son muchos, no quisiéramos correr el riesgo de no prevenir el hecho de que, por un momento transitorio, el gobierno del estado pudiera requerir esos fondos para la reconstrucción.”

Pero asegura que esos 700 mil pesos seguirán en la bolsa destinada a las actividades de teatro.

Abunda Junco en los motivos del ajuste:

“Si bien no teníamos noticias de Tesorería de que iba a haber un recorte del presupuesto, estamos siendo cautelosos con nuestros recursos porque es difícil cuantificar los daños, y en su momento las obras que no vinieron y algunos otros eventos pueden ser replanteados. Estamos siendo precavidos en la utilización de los recursos.”

Informa que la decisión del recorte la tomó tras comunicarse vía telefónica con Carlos Gueta, Javier Serna, Villarreal y Katzir Meza, secretario técnico de la dependencia. Los cinco forman la comisión de teatro de Conarte, capacitada legalmente para tomar esas decisiones, según comenta.

Al enterarse del inminente recorte, Cantú Toscano, autor de El hombre sin adjetivos, circuló la semana pasada entre la comunidad cultural del estado una carta dirigida a Gueta y Serna, en la que dice haber recibido llamadas de autores de otros estados del país que habían sido “desinvitados” al festival.

En el texto, Cantú reprocha a la dirigencia de Conarte y cuestiona: “La Dirección de Comunicación (de Conarte) recibió más dinero que cualquiera de las disciplinas artísticas. ¿Por qué mejor no recortan esos gastos (como los panorámicos en las avenidas) en lugar de quitárselos a los programas culturales?”.

Entrevistado vía telefónica en Querétaro, donde presenciaría el sábado el estreno de su obra Memorama, dentro de la Muestra Nacional de Joven Dramaturgia, Cantú Toscano señala que los argumentos de Junco son inválidos, porque hay numerosas instancias para tomar recursos.

“¿Por qué no retienen sus salarios de 70, 90 mil pesos al mes? Que le retiren el salario a este de los 38 mil pesos nomás por asesoría de imagen. ¡Por qué nada más al festival!”

Concluye el escritor:

“Esa explicación de Junco es verborrea administrativa. Son recovecos legales en los que se tratan de escudar, nada más. No sé qué vayan a hacer con ese dinero recortado, pero mientras no se esté aplicando en lo que tenía que utilizarse, está mal aplicado.”

A la comunidad teatral de Nuevo León, la presidenta de Conarte expresa que el plan de la dependencia es presentar en fechas posteriores las 12 obras que no entraron en el actual festival. Y señala que en 2010 Conarte fue golpeado con una reducción de 50 millones pesos en su presupuesto. Fueron despedidas 77 personas, lo que implica, dice, efectuar el mismo trabajo con 36% menos del personal. Por ello, si la Tesorería del estado planea recortar recursos a la cultura nuevoleonesa, ella dice que está en posición de demostrar que, con todos los recortes, el personal podría operar con menos de lo que tiene.

 

 

Comentarios