Armendáriz: Podría cerrar la Academia de Cine

lunes, 2 de agosto de 2010

GUANAJUATO, GTO, 2 de agosto (Proceso).- El actor Pedro Armendáriz Jr. es explícito como presidente de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC):

“Lo único que queremos es que la titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar, y la responsable del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), Marina Stavenhagen, cumplan con el acuerdo de otorgar a la AMACC los 3 millones de pesos restantes, y se acabó.”

En el marco de la 13 edición del Festival Internacional de Cine Expresión en Corto, Armendáriz, quien allí recibió la Cruz de Plata por su trayectoria en el cine y la televisión, informó del “posible cierre definitivo” de las oficinas de la AMACC porque el gobierno federal ha incumplido con la entrega de subsidios.

En entrevista con este semanario, explica que le piden, para darle los recursos, un proyecto:

“No sé por qué no entienden que el proyecto es la propia academia. Esta institución no es una bolsa de trabajo, de voy a crear un proyecto y los invito, no, entrega los Arieles, registra las películas para los Oscar y para los Goya y ayuda a los cineastas que tengan alguna necesidad para ponerse en contacto con un festival u otra academia, en fin.

“Allí están los estatutos y todas las auditorías que me han hecho.”

Rememora que con Rafael Tovar, cuando estaba al frente del Conaculta, se creó un acuerdo para que a través de Imcine designara un presupuesto a la academia, “el cual año con año se ha negociado y se ha ido administrando”.

Explica que se acordó para este 2010, como en el año pasado, que se iban a dar 6 millones de pesos. Y añade:

“Stavenhagen me habló a mí este año para decirme que no me podía dar los 6 millones de pesos, que sólo me iba a dar 3. Yo le dije: ‘Está bien’.”

Armendáriz conversó con Sáizar, quien le dijo que no se preocupara:

“Quedó que ella me iba a otorgar los otros 3 millones de pesos. En efecto, Imcine a principios de este año nos dio los 3 millones, con todas las auditorías que nos están pidiendo que hagamos y que siempre hemos hecho. Pero para darnos el resto, se empezaron a retrasar.”

 

Mucho retraso

 

–¿Cuánto tiempo se han retrasado?

–Dos meses. Se hacen unos gastos muy fuertes al inicio de año porque debemos organizar la entrega de los Arieles, en fin. Y después no hay recursos para seguir manteniendo la operación de la academia, como es la luz, el teléfono y los sueldos de los 10 u 11 empleados que están de fijo, y no sé por qué han ido retrasando el resto del dinero, lo han ido mediatizando.

“Recibió la academia un documento raro, de que nos envían una licenciada para que hicieran las gestiones, no sé, es una especie de coyotaje.

“Esto no lo acepto. La academia ha tenido errores en la entrega de los Arieles, etcétera, pero somos gente decente. Ninguno de nosotros ni el comité, nadie, recibe un peso de la academia, sólo los empleados fijos.”

–Se rumora que no han comprobado gastos.

–Que no nos digan que no hemos hecho las auditorías correspondientes ni entregado los documentos, eso es falso.

Cree que ya no quieren dar el dinero:

“Si no quieren, que nos lo digan y veremos qué hacemos el año que viene. Busco dinero por otro lado, no sé, pero por ahora que respeten.”

–¿Si se cierra la academia?

–Si no tenemos recursos para darle a la gente, tal vez pondré una lana o no sé, para que siga funcionando, eso será sólo por 15 días. Yo no quiero que se cierre la AMACC.

Este tema destacó en el festival, realizado del 23 de julio al 1 de agosto.

Marina Stavenhagen

 

Para la guionista Stavenhagen, la declaración de Armendáriz fue alarmista:

“Nos ha sorprendido ese abrupto anuncio de la posibilidad de que se pueda cerrar la AMAAC, porque estamos en un procedimiento administrativo para la entrega de los recursos que faltan. A final del año o antes, espero ya en breve, se darán para cumplir con lo pactado los 6 millones de pesos de recursos del gobierno federal.

“Sí me sorprende un poco esta especie de denuncia de falta de apoyo, cuando en los últimos tres años se ha duplicado el apoyo que el gobierno federal le da a la academia.”

–¿Pero sí se ha tardado el recurso?

–Sí.

–¿A qué se debe?

–Bueno, qué te puedo decir, la administración pública es así, de repente no hay la liquidez suficiente para cumplir con ciertos compromisos, pero eso no quiere decir que no se vayan a efectuar. Jamás se ha negado un apoyo y hay una normatividad y requisitos que hay que cumplir.

–¿El Conaculta no ha entregado ese dinero?

–No, pero el asunto es puramente administrativo. Tarda. Ya se dieron 3 millones de pesos, es una cantidad importante. Es un recurso que se busca programar y que se busca, desde luego, garantizar cada año.

Comentarios