El Congreso de Chiapas otorga a Poniatowska la medalla Rosario Castellanos

jueves, 5 de agosto de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 5 de agosto (apro).- El Congreso local acordó hoy condecorar con la Medalla Rosario Castellanos a la escritora y periodista Elena Poniatowska, informó hoy el presidente de la Junta de Coordinación Política, Carlos Pedrero Rodríguez.

En la sesión del pleno de la LXIII Legislatura se votó a favor del dictamen presentado por la Comisión de Postulación de la Medalla Rosario Castellanos relativo a otorgarle esa medalla a Poniatowska.

El Congreso local convocó a una sesión solemne para el próximo sábado, en la que el gobernador Juan Sabines impondrá la condecoración a la también activista del movimiento del excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

Pedrero Rodríguez destacó la designación de Poniatowska, “una digna representante del mundo de las letras en el país, conocedora de la obra de Rosario Castellanos y, sobre todo, una mujer comprometida con las causas más nobles y justas México”.

 Señaló que, de entre las 22 propuestas recibidas, destacó la de la escritora mexicana.

Al concluir la sesión ordinaria, el coordinador de la diputación del PAN el Congreso local dijo que la obra de Poniatowska “es ampliamente conocida en México y en el mundo. En esta ocasión, los chiapanecos nos sumamos al orgullo de tener en el país a una mujer que es reconocida a nivel internacional por sus aportaciones literarias a favor no sólo de los mexicanos, sino de la humanidad”.    

 Dijo que se trata de la máxima distinción que otorga el Congreso del estado para honrar la memoria de la escritora chiapaeca Rosario Castellanos.

Añadió que, desde 2005, cuando se entregó la primera Medalla Rosario Castellanos, con el premio “se ha distinguido a chiapanecos y mexicanos que han sobresalido en la ciencia y el arte”.

El galardón ha sido otorgado a los chiapanecos Eliseo Mellanes, Enoch Cancino y Fernán Pavía, así como a Rubén Bonifaz Nuño y Carlos Monsiváis.

Poniatowska es autora, entre otros libros, de La Noche de Tlatelolco, Fuerte es el silencio, Y hasta no verte, Jesús mío.

Comentarios