Cantoral, el gran cronista del sentimiento

lunes, 9 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 9 de agosto (apro).-  Roberto Cantoral fue un extraordinario compositor que floreció en la música de los tríos, según Jorge Saldaña, periodista, cantante y autor de letras musicales.

En entrevista, Saldaña dijo que “nos acordamos de Cantoral con los tríos”, y lo definió así:

“Es el gran cronista musical del sentimiento de la clase media de fines del siglo pasado, pero eso no es privativo, es valiosísimo. Es un narrador del gran México siempre inerte, entre apacible y tolerante.”

El también intérprete Roberto Cantoral, quien falleció el pasado 7 de agosto debido a un paro respiratorio, fue cremado este medio, luego de una misa de cuerpo presente celebrada en la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), de la cual era presidente del Consejo Directivo desde 1982.

Al autor de las famosas canciones El reloj, La barca y El preso número nueve (cada una tiene más de mil versiones grabadas en múltiples idiomas a nivel mundial) se le rindió la tarde de ayer un homenaje en el Palacio de Bellas Artes, donde una orquesta de 8 miembros, un trío y Chamin Correa interpretaron sus composiciones. Estuvieron presentes la titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar, y el compositor Armando Manzanero. Asistieron cerca de 200 personas.

Incluso, Felipe Calderón lamentó el fallecimiento de Cantoral. Por medio de un comunicado de la presidencia de la República, Calderón lo llamó “el caballero de la música mexicana”, y agregó que sus temas “pusieron en alto el nombre del país en los escenarios musicales internacionales”.        

Nacido en Ciudad Madero, Tamaulipas, el 7 de junio de 1935, Cantoral desde muy joven tuvo aptitudes para la música y la composición. Junto con su hermano Antonio formó en 1950 el dueto Hermanos Cantoral. Luego creó el trío Los Tres Caballeros.

Se convirtió en solista en 1960. Otras de sus melodías son Al final, El triste, Noche no te vayas, Regálame esta noche, Yo lo comprendo y Soy lo prohibido.

En 1971 ganó el Festival OTI con Yo no voy a la guerra y en 1973 con Quijote.

Sus letras musicales han sido interpretadas por Alberto Ángel El Cuervo, Gualberto Castro, José Feliciano, Chucho Ferrer, José José, Los Panchos, Luis Miguel, Marco Antonio Muñiz, Placido Domingo y María Victoria, entre muchos más.

Cabe recalcar que Cantoral cedió los derechos de su composición Pobre navidad a instituciones de atención a la infancia del mundo. Además, su pieza Plegaria de paz se transmitió durante tres años consecutivos en El Vaticano.

En 2003 fue nombrado, por sexta ocasión, presidente del Comité Iberoamericano de la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC).

A decir del compositor Felipe Gil, vicepresidente operativo de la SACM, la sociedad de autores se creó en 1948, pero Cantoral la transformó “en una institución de derecho integral, porque antes la parte patrimonial del compositor era sólo la comunicación pública, televisión, radio…, pero no se cobraban los derechos fotomecánicos de la explotación discográfica, y ahora sí”.

Explicó que Cantoral dejó proyectos de ley pendientes que “ahora tendrán que completar sus sucesores, sobre todo regular las nuevas tecnologías. La magia del Internet ha rebasado todas las expectativas. De 1995 a la fecha, cuando empezó la web a crecer de una forma sorprendente, ha habido más cambios que en los últimos cien años”.

No obstante, Cantoral, como titular de la SACM, también fue criticado por como se distribuía el dinero entre los compositores. En 1992, Mario Arturo Ramos, quien fue miembro de la mesa directiva de esa sociedad, denunció irregularidades cometidas por Cantoral “protegiendo los intereses de sus allegados y los propios por sobre los de los autores musicales.” 

El creador de Hasta que vuelvas responsabilizó a Cantoral de inventar un sistema de distribución de las ganancias llamado “pirámide”, “la cual es muy parecido a las famosas pirámides económicas, formas populares de inversión donde todos ponen y uno solo gana”.

Y señaló entonces que uno de sus hijos, Roberto, era el que cobraba y el otro, Carlos, quien distribuía. No hubo respuesta a las acusaciones.

Cantoral también compuso temas para telenovelas como El derecho de nacer y El precio de tu amor.

Sus hijos, Roberto, Carlos, José e Iratí, y su esposa Itatí Zucchi no han decidido aún el lugar donde depositarán las cenizas del creador de emblemáticos temas musicales.

Comentarios