El filósofo Ramón Xirau recomienda leer a Paz y Reyes

miércoles, 29 de septiembre de 2010

MEXICO, DF, 29 de septiembre (apro).- En la ceremonia de su investidura como doctor honoris causa por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el filósofo y poeta Ramón Xirau Subías hizo un llamado a las nuevas generaciones para adoptar como libros de cabecera las obras de Alfonso Reyes y Octavio paz.
    En su charla “Recuerdos de Diálogos”, Xirau rememoró:
    “Siempre recomiendo a mis alumnos leer la obra de Alfonso Reyes y Octavio Paz, escritores fundamentales”.
    Y en lugar de conferencia magistral, el español naturalizado mexicano en 1995 celebró su honoris causa con lo que calificó de “una charla nada magistral”, en la que evocó su faceta como editor de la revista Diálogos, que fundó y dirigió entre 1964 y 1985.
    Al aula José Gaos, llena a su máxima capacidad por estudiantes, maestros y colegas, Xirau llegó con varios ejemplares de Diálogos bajo el brazo para compartir poemas en catalán, provenzal y español.
    Recordó que Octavio Paz le pidió que fuera co-editor de la revista Vuelta, pero se negó porque ya editaba Diálogos. “Octavio no se enojó y fue muy generoso al darme el poema Tumba del poeta, que publicamos en el primer número”.
    Después, el también miembro de El Colegio Nacional leyó el poema, que completó con textos de su padre, Joaquín Xirau; de Tomás Segovia –a quien calificó como el mejor poeta de su generación–, de Angelina Muñiz, y de él mismo.

La aventura de Diálogos

Editada por primera vez a fines de 1964, Diálogos fue durante 13 números una revista independiente, para luego convertirse en una publicación de El Colegio de México, “en la que continuamos al frente”, recordó.
    El primer número se editó a fines del año referido, con Enrique P. López y Ramón Xirau, como directores, y José Emilio Pacheco como jefe de redacción.
    Con la poesía como eje, en Diálogos, Xirau vinculó áreas hasta entonces incomunicadas, una virtud que el universitario fomentaría en su obra poética y literaria y por la que Octavio Paz lo describió como “el hombre puente”.
    Entre los colaboradores estuvieron Octavio Paz, Elena Garro, Roger Callois, Alí Chumacero, Mario Vargas Llosa, Homero Aridjis, José Bianco y Tomás Segovia. “Sólo se me resistió Heidegger”, rememoró Xirau.

Comentarios