"El peor de los casos", en Discovery

jueves, 9 de septiembre de 2010

MÉXICO, D. F., 9 de septiembre (apro).- Bear Grylls, quien a temprana edad se convirtió en explorador, ofrece consejos a través de la pantalla chica para que las personas salven su vida ante un accidente o situación difícil.

Es un programa de aventura diferente y muy entretenido. Se titula El peor de los casos, y es filmado como una película donde Grylls se pone al límite para exhibir escenarios en los que los televidentes podrían verse inmiscuidos.

Discovery Channel le da espacio a este especialista de 35 años de edad, todos los martes a las 21:00 horas.

Grylls creció en Wight, la isla más grande de Inglaterra, y desde pequeño practicó la escalada de montaña con su padre. Estuvo tres años en el Servicio Aéreo de las Fuerzas Especiales del ejército británico, pero se rompió la espalda en un accidente de paracaídas en Sudráfrica.

Con 23 años de edad y a pesar de su gravísima lesión, en 1998 se convirtió en el escalador británico más joven que logró alcanzar y descender la cumbre del Monte Everest. Su experiencia la escribió en el libro The kid who climbed Everest (El niño que escaló el Everest).

No contento con esa hazaña, Grylls logró otro gran reto con el mismo equipo con el que alcanzó la cumbre del Monte Everest al circunnavegar el Reino Unido en moto de agua. También lideró la primera travesía sin asistencia en una embarcación inflable en las gélidas aguas del Atlántico Norte. Y, además,  publicó otro libro de esa aventura, Facing the frozen ocean (Enfrentándose al océano helado). Por esta expedición recibió un premio de la Marina Real Británica.

    Hacia 2005 rompió un récord al celebrar una cena en una mesa suspendida sobre un globo de aire caliente a unos 8 kilómetros de altura. Practicó rapel desde la cesta del globo hasta la mesa, donde en uniforme naval degustó un menú de tres platos antes de saludar a la reina. Su objetivo consistía en apoyar a dos instituciones de caridad: The Prince´s Trust y el Premio Duque de Edimburgo.

Poco tiempo después Grylls alcanzó a la televisión. En 2005 presentó una serie para el Canal 4 del Reino Unido, titulada Escape to the legion, donde reunió a un grupo  de jóvenes que condujo al desierto occidental del Sahara para experimentar el infame y básico entrenamiento de la Legión Extranjera Francesa.

Ahora ya cuenta con una experiencia amplia en crear proyectos televisivos y sigue rompiendo récord mundiales con acciones impensables y publicando sus experiencias.

    Los episodios que actualmente presenta son interesantes y muy reales.

    El 17 de mayo de 2009, la Asociación de Scouts anunció que Grylls sería nombrado Jefe de Scouts, y oficialmente recibió dicho título el 11 de julio de 2009, en una ceremonia a la que acudieron 3 mil scouts.