Los siguientes tres días

jueves, 20 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 19 de enero (apro).- Dirigida por Paul Haggis, Los siguientes tres días (The Next Three Days, EU, 2010) es un thriller rescatable, estelarizado por Russel Crowe y Elizabeth Banks, en donde un marido desesperado hará lo posible por rescatar a su esposa, presunta responsable de un asesinato a sangre fría.

Una mañana, la policía entra en la casa de John (Crowe) y Lara Brennan (Banks), una hermosa pareja con un hijo pequeño, con una orden de arresto para Lara, quien según esto es culpable del asesinato de su jefa, luego de una pelea laboral.

Por supuesto, John, un profesor de inglés, se niega a creer que su esposa es culpable; sin embargo, todo parece estar en contra de Lara, quien según la policía tuvo la oportunidad, el motivo y  la sangre de la víctima en su abrigo.

Así pues, cuando el recurso de apelación falla, John hará lo que sea para evitar que su Lara vaya a la penitenciaría del estado en tres días. John armará un plan de escape con la ayuda de un experto en la materia (un exconvicto interpretado por Liam Nesson): rutas de escape, estrategias para burlar a la policía, dinero malhabido, identificaciones falsas y hasta pistola en mano.

La cinta consigue mantenernos entretenidos durante largo tiempo, aunque al final cuesta trabajo creer la transformación del personaje de Crowe: ¿Cómo es posible que un apacible maestro y cálido padre se transforme en un sujeto capaz de cualquier cosa? ¿Es por amor? Difícil de creer.

Por su parte, el desempeño de Banks se mantiene bastante bien de principio a fin: intensa, desesperada, cubierta por un halo angelical que nos hace pensar que podemos perdonarle hasta el más terrible crimen.

Fuera de eso, y quizá de tanta planificación por parte de John, restan un poco de puntos a esta cinta, que con todo y todo entretiene. 

 

ap/cvb

--FIN DE NOTA--

 

 

 

 

Comentarios