El cante jondo de Miguel Herrero

martes, 25 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Fue a partir de mediados de la década de 1920 cuando el pasodoble se afianzó como la música popular española por excelencia, que aún hoy acompaña en los redondeles a las tan impugnadas corridas de toros. Pero para comienzos de los años 1930 la tauromaquia era apasionante en México, y Agustín Lara compuso pasodobles en exaltación a los toreros mexicanos Fermín Espinosa (Armillita), Luis Castro (El soldado), Lorenzo Garza (Novillero), y en 1943 el más conocido de todos: Silverio Pérez. Tres lustros después, el pasodoble canción Currito de la Cruz (de Vázquez-Vigo) se convertiría en un gran éxito en nuestro país, gracias a los flexibles discos LP 33.3 de alta fidelidad que grabó hacia 1958 el declamador e intérprete de cante jondo peninsular Miguel Herrero, en los álbumes Flamenco Moods (“Modos del flamenco”) y Creaciones de Miguel Herrero de la hispana Montilla Records, que vía Nueva York promovía artistas del tablao “Cabalgata” por giras latinoamericanas. Hoy Sevilla está de fiesta, ha empeza’o la corrí’a y armonizan en la plaza la´ mujere’ de alegría. Hoy Sevilla está de fiesta, y la plaza engalaná, y un chaval subirá al ruedo, y hacia la fiera se va… Ruge la multitú ante el grito e’ “¡Currito de la Cruz!”, quien comparte sin par a la fiera torera magistral… (www.youtube.com/watch?v=45_jWXRZTg0) Soñaba ser “torerillo” Miguel Herrero nació en Huelva, España, en 1919, a dos años de publicarse la novela Currito de la cruz de Alejandro Pérez Luguín, escritor asimismo del guión para la primera de varias versiones llevadas al cine. El cantaor estrella de “Cabalgata” redactó las siguientes notas de la contraportada en ese disco LP Flamenco Moods: “Mis principios de chaval fueron los mismos de mi padre, zapatero…Mis primeros impulsos aventureros no fueron en el cante jondo precisamente, sino quería ser torerillo…” A los 13 años de edad, nuestro artista relata que se marchó de casa para iniciar “vida de torerillo recorriendo las provincias de Cáceres, Salamanca, Palencia, Zaragoza y algunas más”, en capeas o corridillas pueblerinas. “Pero no sé por qué causa tenía el presentimiento de que no habría de ser torerillo… En una de los pueblos de las provincias de Cáceres llamado Montehermoso, mis compañeros de capea me pidieron en las fiestas que les cantara algo de flamenco… “Me subí a una de las mesas y me puse a cantar. Tuve tal éxito que comprendí que ese era mi verdadero arte y desde entonces me dediqué por entero al cante hondo, recorriendo todas las capitales de España y algunos países de Europa, a veces contratado y otras con compañía propia.” Morir matando Ora con la Orquesta Española dirigida por Félix Guerrero o por Arteta y Arijita, ya con la guitarra flamenca de Chucho Vidal, Paquito Simón, Manuel Medina o Paco Millet, Flamenco Moods y Creaciones de Miguel Herrero incluían joyas de “canción nacional española”, aires andaluces y franca gitanería. De Federico García Lorca, “Los cuatro muleros”; “Sortija de oro”, de Ochaíta, Valerio y Solano, más “Ojos verdes”, “Toito te lo consiento”, “Pena penita pena”, “La zarzamora”, “Los dedos de la mano” y, sobre todo, las coplas de “Elegía a Manolete”, la más destacada que arranca con la maravillosa voz de Herrero recitando: ¡Pero si no puede se´…! ¡Con estos ojos lo he visto y no lo puedo creé…! ¿Sabe usté’ una cosa, mare’? Hoy se ha muerto Manolete en la plaza de Linare’… ¡Qué momento más tremendo! ¡Lo he visto morir matando y lo he visto matar muriendo! Fue un mal toro traicionero de la raza de Miura que se llamaba: “El islero”. Mucha casta y más bravura, ¡malaya sea la fama de los toros de Miura!... Entra estruendosa música orquestal taurina con tremebundo desgarre andaluz que va pregonando Herrero: En Córdoba se ha enluta’o el más alto minarete... ¡Que en la plaza de Linares mató un toro a Manolete..! Estatua levantarán al rey de la torería; pero no conseguirán la majestad que él tenía. ¡Linares, qué pena…! ¿qué pena, Linares! Además, declamaría “A la muerte de Manuel Rodríguez”: (http://www.youtube.com/watch?v=6a8KmtmZNx8&feature=colike): Que no suenen los clarines. Que se doblen los capotes. Que se quiebren las muletas y se enfunden los estoques… En las astas del Islero, una tarde de Miura, se nos fue el mejor torero... El cantaor se desvaneció cual fantasma y Montilla Records, la disquera que lo promovió en México, descatalogó aquellas grabaciones. Herrero con “Tres patines” Por fortuna, la red Internet nos lo traería de vuelta en 2008. Porque no faltaron fans en Hispanoamérica que subieron para sus canales de YouTube.com tracks aquellos álbumes suyos e, incluso, algunas novedades (para quien esto escribe); aquí traducimos del inglés un par de diálogos reveladores: “Miguel Herrero. Tuve el honor de conocerlo. Mi padre fue su guitarrista desde que arribó a Cuba y posteriormente. El comentario abajo cita que llegó casado con Carmela Vázquez y, si la memoria no me falla, pienso que al paso del tiempo tuvo un segundo matrimonio. Sorprendentes mujeres ambas a quienes me honra haber conocido…”, anotó la usuaria “soleaflamenca”, a lo que “gacela” había manifestado elegantemente: “Durante largos años desde principios de 1960, el señor Herrero, Leonor Amaya, el bailaor cubano Juan Martín y el guitarrista Juan Perin (sic) se presentaron en varios centros nocturnos y restoranes de Tijuana, México… Descubrí que eran artistas altamente carismáticos y respetuosos de mi interés e ignorancia por su hechizo flamenco, cante y guitarra que habían conmovido noches enteras a un joven americano como yo. Jamás pensé que un mundo de años me traería ese arcano artístico aquí en YouTube (http://www.youtube.com/watch?v=O2EzuVeOywU ).” En red se halla información de unas 30 piezas que realizara en Madrid, Nueva York y Cuba, consignando de Federico García Lorca “Romance de la luna luna” y “Los cuatro muleros”, más “Llanto por Federico” de R. de León, con el siguiente retrato: “Miguel Herrero… Cantante y declamador español que llegó a Cuba como parte de la compañía española de variedades ‘Cabalgata’ dirigida por Dionisio Cano, en la década de los ’40 y que tuvo un éxito impresionante. Hacía pareja con su esposa la bailaora Carmelita Vázquez. De muy buena estampa y simpático, tuvo gran acogida en Cuba donde se quedó hasta la década del ’60, donde por muchos años tuvo tablao flamenco con su esposa e hijo, muy buen bailarín… Las grabaciones para SMC se pueden haber producido en Nueva York, cuando ‘Cabalgata’ actuó en dicha ciudad.” Al fin, un descubrimiento: la película musical rodada en la isla por Herrero con los célebres cómicos cubanos Leopoldo Fernández, mejor conocido como José Candelario Tres patines y Mimí Cal, quien personificara a Luz María Nana Nina en la exitosa serie radiofónica La tremenda corte desde 1940. Se trata de ¡Olé Cuba!: “Un español (Herrero) llega de polizón a la isla de Cuba tratando de quedarse en ella, mientras es ayudado por dos simpáticos cubanos que lo harán reír con sus inesperadas travesuras… 1957, 90 minutos, filmada totalmente en Cuba, blanco y negro, formato DVD y NTSC. Director: Manuel de la Pedrosa, con: Leopoldo Fernández, Aníbal de Mar (Pototo y Filomeno), Mimí Cal, Miguel Herrero, Celia Cruz y la Sonora Matancera, Celio González, Teté Machado, Julito Díaz, Alicia Rico, Emilio Ruiz (el Chino Wong), Xiomara Alfaro, Orquesta Sensación y Riverside, Carlos Orihuela y Los Llopis.” Este DVD se vende en Internet a 10 dólares, aunque esperemos pronto verlo gratis en YouTube (http://www.cubacollectibles.com/cuba-103-OR130952.html). Optó Herrero, pues, por radicarse en La Habana y allá montar su tablao flamenco, pese a estar las corridas de toros prohibidas en Cuba desde la Guerra de Independencia contra España. Cuando la música juega un papel estético de trascendencia para unir idiosincrasias y culturas diversas, la universalidad del arte triunfa. Ejemplos recientes son los geniales CDs de flamenco cubano por Diego El cigala, el pianista Bebo Valdés y Los Van Van. Como versó el poeta Ruiz de Luna: Con estos ojos lo he visto y no lo puedo creer… (http://www.youtube.com/watch?v=AB_O6mNnGg8 y http://www.youtube.com/watch?v=ur-slApAoPg)