Reporta el INAH hallazgo de cocina real en Kabah, Yucatán

miércoles, 16 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- A un año de comenzar excavaciones en la antigua ciudad maya de Kabah, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) anunció hoy el hallazgo de la cocina real en dicha zona de la región Puuc yucateca. Este descubrimiento fue realizado en el espacio denominado El Palacio, hacia el costado norte y cerca de lo que fuera el hábitat de la población de mayor rango en Kabah, por el equipo de investigadores encabezado por Eduardo López Calzada, delegado del INAH Yucatán; José Huchim, antropólogo encargado de la ruta Puuc, y la arqueóloga Lourdes Toscano Hernández, coordinadora del proyecto. La antigüedad del material encontrado corresponde al periodo Clásico Tardío (750-950 d.C.), cuando esa urbe prehispánica logró su máximo desarrollo cultural, si bien la ocupación ahí se remonta al año 300 a.C., detallaron los especialistas. El área que ocupaba la cocina real mide 40 metros de longitud por 14 de ancho, donde se localizaron 30 mil fragmentos de cerámica, unos 70 artefactos de piedra para destazar animales comestibles, así como vestigios de construcciones de mampostería y materiales imperecederos en paja. Lourdes Toscano destacó que una de las mayores cuestiones es saber por qué no se han encontrado huesos de animales, ya que si los cocineros de Kabah preparaban enormes volúmenes de comidas, lo más lógico sería que hubiese restos de los deshechos óseos. Ella propone, entonces, la posibilidad de que la basura no se quedaba en la cocina: “Estamos en el área de la preparación de alimentos, pero no necesariamente allí se desechaban, lo más probable es que en un espacio cercano existan los tiraderos de basura. “También haremos estudios de albúminas y proteínas a los restos de materia orgánica encontrados, para así determinar qué tipo de alimentos consumían; pero como no se han hallado comales, pensamos que no se elaboraban tortillas, sino algún tipo de tamal”. La arqueóloga enfatizó que con base en los análisis sobre arquitectura y recorridos de superficie, en el área del hallazgo fueron localizados vestigios parecidos a otros descubrimientos, como los de 1991 en la zona arqueológica de Labná, a 29 kilómetros de Uxmal, que asimismo forman parte de la cocina real. El estudio apunta a que la cocina real de Kabah se utilizaba, además, como almacén. En lengua maya, Kabah significa “mano poderosa”, y era parte importante de la región Puuc, al noroeste de Yucatán. Este equipo de trabajo del INAH supone que Kabah tuvo trascendencia parecida a Uxmal, puesto que se le menciona en las crónicas del sagrado libro del Chilám Balám de Yumayel (video: http://www.youtube.com/watch?v=2Nkez9YDFml).