Dan reconocimiento a Paz Vega en el Festival de Acapulco

martes, 22 de noviembre de 2011
ACAPULCO, Gro. (apro).- La actriz sevillana Paz Vega, quien recibe el premio Acapulco Hoy en el marco de la séptima edición del Festival Internacional de Cine de este puerto (Fica), señaló que “es necesario el cambio en España, por eso el movimiento de los jóvenes tenía que pasar, no sé cómo no sucedió antes”. Acentuó que pertenece a una generación que no tuvo que protestar y no tuvo que luchar por nada: “Éramos jóvenes muy cómodos, tengo 35 años, pero desde hace cuatro años me he hecho esa pregunta, de ¿por qué no nos levantábamos hacia el gobierno? iba a pasar esto porque ya se debe luchar, para mí el cambio no depende tanto para un movimiento político, sino de una estructura interna de la economía mundial y eso es muy difícil de modificar.” Respecto del regreso de la derecha en su país, dice que “la gente está muy enojada por la economía, muy preocupada y muy indignada, por eso todo el país se ha volcado hacia el cambio”. Espera que España pueda salir de la situación en la que se encuentra, con Mariano Rajoy (quien tomará posesión como jefe de gobierno de España en un mes) o con quien toque gobernar. Ante la crisis de Estados Unidos, ella cree que en Hollywood se seguirá filmando: “Es una maquinaria muy grande y tiene sus propias manera de mantenerse. Es difícil que se pueda ver en números la crisis en la Meca del Cine, desde luego la hay porque una crisis afecta a todo, pero se seguirán realizando filmes de gran presupuesto, Hollywood se sabe manejar, está a salvo”, opinó. También habló de la crisis del cine español: “Desde luego como la situación laboral en España es desastrosa, hay mucha gente migrando, pasa también en el séptimo arte, el cine español está resintiendo la crisis, las películas se hacen con muchos problemas y muchas dificultades, espero que si vienen cineastas para acá, nos den la bienvenida. La mejor manera de rodar en España es haciendo equipo con otros países.” Sobre la presea que le entrega el gobierno de Guerrero, dijo sentirse honrada y aplaude la iniciativa de impulsar a Acapulco como la capital marina de la cultura, el cine y el turismo. Recordó que es la segunda vez que visita esta ciudad de la costa sur del país y no pudo negarse a asistir de nuevo. Además, se proyectan dos largometrajes que protagoniza, Lucía y el sexo (España, 2001), de Julio Médem, y Spanglish (Estados Unidos, 2004), de James L. Brooks. En 2002 tuvo una breve participación en Hablé con ella, de Pedro Almodóvar. Evaluó su carrera desde que empezó en su país hasta ahora en Hollywood: “Me veo igual. Donde estoy, a dónde he llegado, es fruto de mucho trabajo, mucho esfuerzo, mucha dedicación y mucho amor a lo que hago. Considero que sigo siendo la misma, con mis inquietudes, miedos y valentías, con todo lo bueno y todo lo malo, con más años y quizá un poco con más experiencia en mi carrera, porque en este trabajo no se termina de aprender, de repente crees que lo sabes todo y te llegan proyectos con los cuales te das cuenta que no sabes nada, hay personajes que te cuadran totalmente, eso es bonito, siempre debes estar motivándote, preparándote.” Acaba de terminar una miniserie en televisión para Italia, una producción de Alemania, España e Italia sobre la vida de la Virgen María, donde interpreta el personaje de María Magdalena: “Es una historia ficticia de cómo fue la vida de esta mujer con relación a la Virgen María. En Túnez hemos trabajado mucho en condiciones a veces duras, pero estoy emocionada con lo que hemos hecho”. Le gusta el trabajo del realizador mexicano Alfonso Cuarón, y también cree que tiene mucho futuro Diego Luna como director porque vio su filme Abel, “y me parece una película maravillosa, sencilla, con una buena manera de manejar los sentimientos y juega mucho con el espectador a través de los ojos de un niño, me gustó mucho”. De trabajar con un cineasta del país, le gustaría con Alejandro González Iñárritu. Produce un proyecto Amar en Madrid en el que quizá involucre a un actor mexicano, pero no reveló su nombre. Ante la pregunta de cómo decide entrar en la faceta productora: “La idea viene de que deseaba trabajar algo que me gustara a mí. El actor tiene que esperar muchas veces en su casa a que le lleguen los personajes, entonces quería tener la posibilidad de crear de la nada una historia”, afirmó.

Comentarios