La gastritis de Alicia

miércoles, 23 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (Proceso).- Dos puestas en escena se están representando en el Foro la Gruta donde se aborda, desde diferentes puntos de vida, la realidad de la mujer enfrentada al desasosiego, el aislamiento y la enfermedad: A propósito de Alicia, de Bárbara Colio; y Anatomía de la gastritis, de Itzel Lara. Bárbara Colio (1969) elige a una novia y a una autora de teatro, que escribe sobre ella, para mezclar dos ficciones y tratar las relaciones de pareja. Itzel Lara (1980) prefiere a una jovencita fóbica a los gatos, fría frente a su galán y en conflictos con su padre. Anatomía de la gastritis –primera obra de esta autora que se lleva a escena– está dividida en escenas a partir de los síntomas de la enfermedad. Agustín Meza, el director, enuncia en una pantalla cada una de ellas. El público está sentado al centro del escenario y los cuadros suceden en los cuatro pasillos que colindan con las paredes del Foro. Los bancos giratorios permiten al espectador colocarse frente a cada escena y guiarse por los lugares que se van iluminando. Las imágenes que propone el director son sugerentes, al igual que el juego de luz y sombras. Agustín Meza vuelve a mostrar sus capacidades para trabajar la escena (ya lo había hecho en Woycek, del 2006 y en Esperando a Godot, del 2002) y usa su ingenio para plantear el lugar de la acción en esta obra, que abre con un impacto visual que atrapa al espectador. Algunos de los problemas de Anatomía de la gastritis están en el ritmo, realentado por las transiciones entre las escenas y la interpretación poco convincente de los actores: ella en la estridencia constante y él en el medio tono, con pocos matices. La dificultad también se encuentra en la frialdad del texto que con brochazos gruesos dibujan a los personajes sin generar un vínculo afectivo en el espectador. En Anatomía de la gastritis los personajes se muestran, pero no se desarrollan internamente. La autora devela sus relaciones y la situación en que se encuentran a través de monólogos, diálogos directos y reiteración de ideas. Es un texto pretencioso que, desgraciadamente, se queda en la superficialidad. En A propósito de Alicia, tres realidades son las que están en juego: la novia muerta, que un estilista prepara para el funeral; la autora, que cita a su antiguo amante para hablar de la obra, y la novia mientras es maquillada para su boda. Tres escenas en tiempos y realidades distintas donde la autora devela las relaciones entre los personajes, sus miedos y conflictos que los llevan a destinos fatales. Las escenas de la ficción están tratadas en tono fársico, tanto por la dirección de Aarón Hernández Farfán como por Claudia Nin y Carlos Valencia que las interpretan. La novia silenciosa de la primera escena contrasta con la insoportable mujer nice que ordena, critica y se preocupa por su apariencia en la escena final. En la primera, el maquillista no deja de hablar, dado que la otra se ha cortado las venas; y en la segunda, la novia acapara la conversación. La escena intermedia sucede entre dos jóvenes autores, antiguos amantes, que “intercambian ideas” acerca de la obra de teatro que ella está escribiendo. El humor negro, el sarcasmo y la competencia entre ellos, son las herramientas que los personajes utilizan en esta lucha por derrotar al otro desde el intelecto. Discuten por una ficción creada por ella y que va develando la relación entre ambos. Hábilmente Bárbara Colio sobrepone su problemática a la ficción dramática de la que discuten. A través de esta ficción los personajes pueden hablar o gritarse entre ellos, y retomar los conflictos presentes y pasados de su relación. Donde aparentemente había un deseo de encuentro se va permeando la verdad de estos dos jóvenes, cuyo objetivo final es un deseo insaciable de sobresalir y colocarse arriba del otro. María Inés Pintado y José Carriedo interpretan con verosimilitud y fuerza a sus personajes, guiados de la mano de Aarón Hernández Farfán quien resuelve con soltura el movimiento escénico en una escenografía sin personalidad. A propósito de Alicia se presenta los martes y Anatomía de la gastritis los viernes, hasta mediados de diciembre en el Foro La Gruta.

Comentarios