Arte antiguo de la India en el Museo de las Culturas

martes, 8 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Museo Nacional de las Culturas de nuestra ciudad alberga una interesante exposición del mundo mitológico de la India. La colección pertenece al Museo Nacional de Arte del Condado de Los Ángeles, en Estados Unidos. Se trata de una selección de 115 piezas de arte antiguo de la India que han sido cuidadosamente elegidas por el doctor y curador Stephen Markel, quien ha dividido la muestra en 5 núcleos temáticos: representaciones escultóricas y pictóricas de dioses, semidioses, demonios, hombres y animales idealizados. La propuesta con la que ha sido proyectada esta exposición forma parte del ciclo de Grandes Civilizaciones, que permite al público acercarse al complejo sistema cosmogónico de las principales religiones de la india que son el hinduismo, budismo y jainismo compuesto por distintos reinos, habitados por seres reales e imaginarios que interactuaban tanto en la vida terrenal como en la mitológica. Organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Museo de Arte del Condado de los Ángeles (LACMA), la tan importante muestra ofrece al espectador una introducción, amplia y específica, de la mitología y su vinculación con la imaginería, que es una de las más fértiles en el mundo. Las piezas seleccionadas son del siglo I hasta el XIX. Están realizadas en diversos tipos de roca y cristales, como pizarra, clorita, filita, arenisca, granito y el mármol; en metales como el bronce, cobre, plata, y aluminio, algunas con aplicaciones de oro, tintes vegetales o piedras preciosas. En lo que respecta a la pintura, se presenta una excelente colección de guaches y tintas sobre papel, algunas con retoques de oro y otras, plasmadas con pigmentos vegetales. Entre las deidades que sobresalen están Visnú, que corresponde al dios preservador, que mantiene la armonía y el orden; Shivá, el destructor, quien al aniquilar el universo permite que renazca la siguiente era cósmica, así como los avatares de ambas deidades, que quiere decir sus diversas encarnaciones. También aparecen las esposas de los dioses, que son deidades femeninas que personifican la fertilidad y la maternidad, es en esta primera sección donde el budismo y el jainismo ocupan un lugar muy importante. La segunda sección es ocupada por los semidioses, criaturas semidivinas que fungen como protectores de la naturaleza y la fertilidad. Éstos se vinculan con la tierra y con divinidades celestiales sobrenaturales. El arte hindú ha plasmado de manera relevante y dramática a los demonios que se representan, de manera exagerada, con cuernos, colmillos ojos saltones. Esto se puede ver en la tercera sección, donde estas fuerzas opuestas a los dioses son necesarias para el equilibrio del cosmos y su balance entre el orden y el caos. La cuarta sección es donde están representados los humanos que corresponde a los gobernantes virtuosos y los hombres se representan en pasatiempos principescos, como la cacería o descansando, y en lo que se refiere a los retratos siempre son imágenes de personas idealizadas. Para terminar se encuentra la sección dedicada a los animales, que han sido representados desde la prehistoria por el arte hindú, los toros, elefantes, caballos y leones, búfalos y vacas que eran relacionadas con Krishna, también aparecen las serpientes que se consideraban entes protectores. Realmente es una exposición no sólo interesante, sino bastante completa al acercamiento de esta cultura indudablemente importante y valiosa. El Museo Nacional de las Culturas ubicado en la calle de Moneda 13, Centro Histórico, de martes y domingo de 10 a 17 horas.

Comentarios