El viento de Horacio Franco

miércoles, 9 de noviembre de 2011
MÉXICO D.F. (apro).- A través del céfiro soplo primordial, donde renace el aliento, Horacio Franco ha desatado el lienzo invisible que libera mundos sonoros. Un elemento intangible, volátil e inaprensible como el viento lo convierte en portavoz, siendo la materia con que interactúan los flautistas. El resultado auditivo de Lienzos del viento es una aventura en el tiempo, donde convergen precisamente espacios atemporales de expresión con un distintivo esencial: la libertad. Horacio emerge como un duende de las profundidades medievales para reunirse con tres alushes de la cultura zoque y mam, Cirilo Meza, multiinstrumentista, Luis Hernández, pitero , y Ubaldino Villatoro, chirimitero. Una reunión de intérpretes con el don de la humildad al servicio de la magia de la música, ya sea emanada de las flautas de pico, de carrizo, o de barro. Una selección de sones chiapanecos, pertenecientes a las fiestas tradicionales con la intersección afortunada e insólita de música medieval, barroca y contemporánea, establecen un dialogo mutante en sí mismo. Los intérpretes exploran un río revuelto de experiencias armónicas donde las líneas melódicas se encuentran y desencuentran produciendo deslizamientos, rápidos, lagos serenos y tempestuosas sonoridades. Lo que hace de Lienzos del viento una experiencia seductora para el oyente es precisamente que se trata de una vivencia poco común y un encuentro de mundos aparentemente opuestos e imposibles. La habilidad de Franco y la soltura de los músicos tradicionales chiapanecos, se convierte en una irreverente propuesta, donde los elementos aleatorios provocan que ninguna interpretación se ejecute de la misma manera dos veces. Elementos religiosos y paganos donde lo moderno y lo antiguo conviven a veces como un lamento, un pulso ternario o una incitación a los sentidos celebratorios, dan por resultado una fiesta de carnavalescas invocaciones dancísticas. Son una invitación para abrir las puertas de la percepción del renacimiento y disfrutar un dialogo propositivo, una propuesta musical perturbadora que involucra al oyente. En atreverse a escuchar como lo exploratorio irreconciliable suena bien, está la audacia del observador para obtener una nueva experiencia. Los productores Aurora Oliva, Fernando Hijar y la Editora Cultural independiente PUERTABOR, presentarán este disco en México este jueves 10 a las 20:00 horas en la Fonoteca Nacional y el viernes 11 a las 19:00 horas en el Museo Nacional de Culturas Populares.