Exigen director titular en la Sinfónica de Guanajuato; críticas a Bátiz

miércoles, 14 de diciembre de 2011
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Integrantes de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) pidieron al rector José Manuel Cabrera Sixto que se nombre a un director titular de tiempo completo al frente de la agrupación, en virtud de que desde hace seis años el maestro Enrique Bátiz funge como director invitado y asesor musical, al mismo tiempo que permanece al frente de la Sinfónica del Estado de México (OSEM). Enrique Bátiz fue contratado en agosto del 2006 en sustitución de José Luis Castillo, quien actualmente funge como coordinador musical del Festival Internacional Cervantino (FIC), pero debido a sus compromisos con la OSEM fue designado director invitado y asesor musical. En los próximos días vencerá el contrato de Bátiz y ya se maneja la versión de que las nuevas autoridades universitarias –el rector Cabrera Sixto apenas asumió hace un par de meses-- no le darán otro periodo al frente de la Sinfónica, aunque no se ha fijado una postura oficial al respecto. La permanencia de Bátiz al frente de la OSUG ha reavivado las diferencias que existen al interior de la agrupación musical sobre su calidad de director invitado y asesor musical y de su trato hacia los músicos. Dos diferentes grupos al interior de la orquesta han salido a expresar de manera pública sus posturas. Uno de ellos expresó su respaldo a Bátiz para que continúe al frente de la Sinfónica, incluso como director vitalicio, y presentó una carta firmada por 41 de los 75 integrantes de la OSUG; además, rechazó que aquél vaya a ser destituido de su cargo. Uno de los integrantes del grupo que respalda al actual director invitado rechazó que se ponga en tela de juicio la reputación de Bátiz y el desarrollo artístico de la orquesta. Destacó las giras intercontinentales efectuadas por la OSUG a China y Egipto, en 2006 y 2009, y elogió “la buena labor artística y de gestión” de Bátiz al frente de la institución para la remodelación del Teatro Principal, sede de la OSUG, así como la adquisición de la concha acústica. En contraparte, otro grupo de músicos propone se designe a un director titular de tiempo completo, pues considera que se han dejado de lado actividades de vinculación, tanto con la propia comunidad universitaria, como con la ciudad sede. Mencionaron que Bátiz sólo viaja a Guanajuato en la semana previa a cada concierto para los ensayos y la presentación. Este año se ofrecieron diez conciertos. En rueda de prensa, el flautista principal Cuauhtémoc Trejo leyó un pronunciamiento en el que se plantea que lo deseable es que, al llegar a sus 60 años de existencia, la Sinfónica cuente con un organigrama completo, “desde la dirección titular hasta la última plaza”, así como que “el director titular y todos tuviéramos entre nuestras prioridades el código de ética que rige a la Universidad de Guanajuato”. En un documento, El autoritarismo no crea un orden estético, Trejo recordó que la orquesta es un cuerpo académico en constante renovación de sus conocimientos y habilidades, “por lo que sería deseable para nuestra orquesta regresar al esquema académico-universitario de vinculación con todas las áreas del conocimiento, en especial con las escuelas de Artes y Música”, con las cuales no hay un proyecto de trabajo. Trejo, junto con Sergio Morales –ejecutante de viola-- y el concertino Dimitri Kisselev, entre otros integrantes de la orquesta, dejaron en claro que respetan las opiniones sobre la permanencia de Enrique Bátiz como director, y aguardarán a que el rector Cabrera Sixto defina la conducción de la agrupación en la siguiente etapa. Sin embargo, recordaron que con otros directores, como fue el caso de Héctor Quintanar, se efectuaron audiciones a todos los integrantes sin excepción; se realizaron conciertos didácticos para estudiantes, cursos para alumnos de la Escuela de Música y una serie de grabaciones con partituras inéditas de música mexicana, estas últimas “sin que se sepa cuál fue su destino, dónde están o quién se debe encargar de su distribución”. Sergio Morales, delegado sindical en la OSUG, mencionó los cursos de actualización que los integrantes recibieron en tiempos de Quintanar y de José Luis Castillo. “Hay problemas legales por la falta de un director titular que complican las audiciones o el acceso a mejoras salariales o estímulos académicos para los integrantes de la orquesta. Esto se ha planteado en diversos escritos al rector anterior y de ello está enterado Cabrera Sixto”, dijo. La OSUG cumplirá 60 años en el 2012. Fue fundada en 1952, y fue la primera agrupación permanente en una universidad en México. Fue dirigida por su fundador, José Rodríguez Frausto, durante 34 años. Posteriormente la encabezó Mario Rodríguez Taboada, Héctor Quintanar, José Luis Castillo y, desde agosto de 2006, por Enrique Bátiz Campbell. En 1992, con Quintanar, la OSUG fue fusionada con la Orquesta Filarmónica del Bajío, pero permanece siendo parte de la universidad estatal.

Comentarios