Rector de la UNAM anuncia cátedra Granados Chapa en 2012

viernes, 2 de diciembre de 2011
GUADALAJARA, Jal. (apro).- El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, anunció la creación, a partir de enero próximo, de la Cátedra Miguel Ángel Granados Chapa, así como un programa de becas para para conmemorar el legado del periodista hidalguense, fundador y colaborador de Proceso. El anuncio tuvo como marco un repleto salón en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, donde se realizó un homenaje póstumo al ganador en 2008 de la Medalla Belisario Domínguez y autor de las columnas Plaza e Interés Público. Unos mil 200 asistentes escucharon los comentarios de la periodista Carmen Aristegui; del escritor Vicente Leñero y el arquitecto Fernando González Cortazar, así como del diputado Javier Corral. Tocó al rector del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas, Tonatiuh Bravo Padilla, coordinar la mesa, mientras acompañaron a los ponentes el rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Marco Antonio Cortés Guardado; el presidente de la FIL, Raúl Padilla López, y la compañera de Granados Chapa, Shulamit Goldsmith. El homenaje arrancó con un video en el que se repasa la trayectoria de Granados Chapa en Excelsior, Proceso, La Jornada, Uno más uno y Reforma, así como su noticiario en Radio UNAM y su programa televisivo con Virgilio Caballero y Ricardo Rocha. En su intervención, Raúl Padilla López calificó a Granados Chapa como uno de los columnistas más valientes, lúcidos y críticos en la historia del periodismo mexicano y un paladín de la libertad de expresión. Por su parte, Javier Corral recordó cuando Granados Chapa reveló la pretendida fusión entre Televisa y Iusacell, violatoria de la ley, y lamentó que el duopolio televisivo haya respondido con insultos al periodista. “Fueron tan miserables que ni una mención en sus medios mereció su muerte”, acotó. Aristegui, quien se refirió a Granados Chapa como “su maestro”, dijo que gracias a él existen los medios más importantes de México (Proceso, La Jornada y Reforma). Enseguida apostilló: “Dejó la vara muy alta en parámetros de ética periodística”. Luego recordó una entrevista que otorgó a Jenaro Villamil en el semanario, en vísperas de recibir del Senado la medalla Belisario Domínguez. González Cortazar habló de su amistad con Granados, a quien conoció en Uno más uno; dijo que su faceta poco conocida fue su gusto por la música mexicana. “Lamento que en poco tiempo se hayan marchado Carlos Monsiváis y él. Tan distintos uno del otro pero al mismo tiempo, brújulas del país”. Narro Robles destacó que Granados Chapa será insustituible: “Nos deja un modelo de periodismo informado, maduro, sensato y sin concesiones”. Recordó su labor como profesor universitario y, entre aplausos de los asistentes, anunció la instalación de la cátedra que llevará el nombre del comunicador. Vicente Leñero, quien con Aristegui fue uno de los ponentes más ovacionados, sostuvo que “Miguel Ángel no necesitaba metáforas ni epítetos. Su prosa era directa, iba a lo que iba y sin arrebatos; siempre se fue por la misma línea recta que lo definió”. También recordó su amistad en los años del Excélsior que dirigió don Julio Scherer García y la posterior fundación de Proceso. Enseguida, aclaró: “No dejé de congratularme con sus éxitos”. Al final, Shulamit Goldsmith agradeció el homenaje a Granados Chapa: “El decía que la muerte embellece, pero todo lo que han dicho aquí de él es cierto. Fue un hombre recto y un gran compañero”, concluyó entre nutridos aplausos de los asistentes a la FIL.