"Archivos Privados" en el Museo Soumaya Plaza Loreto

martes, 27 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Museo Soumaya que se ubica en Plaza Loreto, al sur de esta ciudad, presenta una interesante muestra sobre material que guardan los Archivos Privados en nuestro país. La Asociación Mexicana de Archivos y Bibliotecas Privados, A.C. (AMABPAC), fundada en 1994, agrupa a instituciones que resguardan acervos históricos de las más diversas materias. Las 23 sedes que participan en la exposición se anuncian desde el inicio del recorrido a través de unos ficheros que muestran el contenido y los datos particulares de cada archivo. Entre ellos, destacan: Acervos Históricos de la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero de la Universidad Iberoamericana; el Archivo Histórico Banamex; el Archivo Histórico y Museo de Minería; Biblioteca del Museo Franz Mayer; Centro Cultural, Gómez Morín, y el Museo Soumaya. Fundación Slim. En su libro México es una ciudad de archivos, la doctora Valero Lascuráin dice al respecto: “…se concentra el contenido de la propuesta, es decir, en la posibilidad de abordar la vida cotidiana, en adentrarnos en la intimidad de los individuos y las familias. Sostener sus documentos, escritos y fotografías en la mano representa el contacto más directo que se puede alcanzar con una persona del pasado. Cada testimonio conmueve, revive personajes, episodios, perpetúa vidas ejemplares en las que se ha depositado por años valores sentimentales imágenes y emociones, así se han conformado los archivos en nuestro país. A manera de catálogo la curadora Monserrat Ugalde ha propuesto seis núcleos temáticos para abordar el material que ahora se exhibe: “Sentimientos de la Nación”, “Buena Crianza”, “Te hablare de cosas gratas al oído y al corazón”, “Memorias Sagradas”, “Gozo del espíritu” y “Estampas mexicanas”. La exposición y difusión de estos archivos ofrece al público algo novedoso: conocer y disfrutar de estos tesoros y testimonios históricos, para conservar una memoria y al mismo tiempo reflexionar sobre nuestro presente. Más de 500 obras, entre documentos, objetos, fotografías, se aprecian de manera precisa y ágil gracias a la creatividad de la museografía y del diseño visual a cargo de Pilar Leñero. Los objetos han sido colocados dentro de unas vitrinas amplias, acompañados de cédulas que explican de manera concisa la pieza; las pinturas y algunos libros y documentos han sido colocadas en unos caballetes dando la impresión que flotan, de tal forma que el espectador puede ver el reverso de éstas. También nos encontramos con restiradores para sentarse y leer tranquilamente la información, pues la propuesta de museográfica anima a los espectadores a no sentirse abrumados por tantos documentos. La primera parte que corresponde a los “Sentimientos de la Nación”, abarca testimonios que evocan la memoria de los héroes nacionales. Por ejemplo, se puede ver la primera versión del Himno Nacional Mexicano de 1854. La segunda ha sido nombrada “Buena crianza” y reúne material diverso: educación, salud y aportaciones culturales, entre otros temas. Aquí encontramos un Diccionario Enciclopédico de la Lengua Castellana de 1898, entre muchas otras maravillas. Temas como el amor, la familia, la amistad, el luto da cuerpo a “Te hablare de cosas gratas al oído y al corazón”; por ejemplo, se muestra una carta dirigida a Venustiano Carranza donde se le comunica del rumor del fallecimiento de su hermano Jesús y que espera que no sea cierto… El cuarto núcleo, “Memorias sagradas”, reúne imágenes sagradas, catecismo, cantos celestiales, exvotos, y el Manuscrito del Catecismo Testeriano (c. 1524). El quinto tema, “El Gozo del espíritu”, abarca temas como la música, la comida, el chocolate y las lecturas. Hay una vajilla de porcelana con el escudo del general Porfirio Díaz, un hermoso traje de china poblana y también una obra infantil realizada por José Guadalupe Posada editada por la imprenta de Vanegas Arroyo. El sexto y último sector exhibe fotografías que han registrado al México de los mexicanos, con una hermosa colección de timbres pertenecientes al Museo de Filatelia de Oaxaca. La imagen de la exposición estuvo a cargo de Carlos Coyoc, diseño y soporte de objetos de Clemente Davi, diseño de las cédulas de Dioney Domínguez. El museo se encuentra ubicado dentro de la Plaza Loreto, al sur de la ciudad, en Av. Revolución y Río Magdalena, en San Angel.

Comentarios