Claudia Fernández: "Proyecto bolso negro" de Casa Vecina

lunes, 5 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Casa Vecina es un espacio cultural de la fundación del Centro Histórico de México AC que ha surgido como un espacio alternativo, con la idea de convertirse en un lugar de trabajo especializado en la producción, el montaje y la investigación de arte contemporáneo. Este espacio cuenta con varias vertientes para que los artistas propongan proyectos de diferentes géneros. La propuesta de la artista mexicana Claudia Fernández ha sido incluida en Bolso Negro, que tiene como finalidad la creación de proyectos autosustentables, no lucrativos de producción de arte contemporáneo, y ofrecer una alternativa al coleccionismo convencional, es decir, que les ofrece a todos aquellos interesados en adquirir obras de arte empezarlo a hacer de una manera diferente y accesible. El proyecto consiste en la invitación de cinco artistas por año para idear y producir 45 múltiples cada uno. Este año, en la edición 2011 de Bolso Negro, fueron invitados Edgardo Orcaneta, Maurycy Gomulicki, Gabriela Galván, Claudia Fernández y Gonzalo Lebrija. La propuesta de Fernández es Proyecto Cucurucho, basado principalmente en la necesidad de que el arte interactúe directamente como generador de conciencia social a través de sus cualidades estéticas. Su propuesta concreta es la promoción del papel enrollado en forma de cucurucho para sustituir las bolsas de plástico que tanto contaminan el planeta. La estrategia para lograrlo inicia con una propuesta en los asilos públicos y privados que involucre a los ancianos a la manufactura de estos cucuruchos y envases simples de papiroflexia, cuya producción funcionaria como bolsa de trabajo, actividad terapéutica y ocupacional para este grupo marginado que, según datos del INEGI de 2007, ocho de cada 100 hablantes son adultos mayores en nuestro país. El proyecto piloto propone la venta de los envases a los vendedores de los mercados, promoviendo de esta manera simultánea envases de periódico o papel reciclado para crear una conciencia ecológica. En lo que corresponde a la edición de Bolso Negro, bajo la curaduría de Tania Ragasol, la artista elaboró 45 piezas de cucuruchos de colores que contienen piezas de madera (que simulan ser unos cacahuates), que pueden ser manipulados además de que son objetos estéticamente bellos e interesantes. Indudablemente esta propuesta sobresale, pues el interés de participar en una transformación ecológica permite a los habitantes de una ciudad el poderse hacerse responsables de cambios que, aunque pequeños, marcan el gran cambio, partiendo de la creatividad y de la conciencia; este tipo de trabajos inciden de manera directa en la sociedad no solamente estética sino ética y ecológica. Casa Vecina se encuentra ubicada en la calle Callejón de Mesones, esquina con Regina, en el Centro Histórico, y permanecerá abierta al público hasta el mes de diciembre. Vale la pena estar atento a todo lo que se realiza en esta asociación, ya que se toman en cuenta la creación de empleo, la mejora de espacios públicos, seguridad, servicios de salud y una oferta cultural atractiva.

Comentarios