Magnus Carlsen gana el Memorial Mijaíl Tal

lunes, 5 de diciembre de 2011
MÉXICO D.F. (apro).- Terminó el torneo en memoria de uno de los jugadores más brillantes del ajedrez mundial, el excampeón del mundo Mijaíl Tal. El juego de este ya desaparecido gran maestro era notable. Lograba unas combinaciones verdaderamente espectaculares y él mismo solía decir de su arte: “hay dos clases de sacrificios [de piezas]: los correctos y los míos”. Así, en Rusia se organizó la sexta edición del torneo en memoria de Tal, el cual atrajo a 10 de los mejores jugadores del mundo. La nómina fue la siguiente –con sus puntuaciones Elo en el ranking mundial: Hikaru Nakamura (EEUU), 2758; Magnus Carlsen (Noruega), 2826; Boris Gelfand (Israel), 2744; Levon Aronian (Armenia) 2802; Vladimir Kramnik (Rusia), 2800; Vlassily Ivanchuk (Ucrania), 2775; Viswanathan Anand (India), 2811; Sergei Karjakin (Rusia), 2763; Peter Svidler (Rusia), 2755 y Ian Nepomniachtchi (Rusia), 2730. Éste es el torneo más fuerte del año hasta la fecha y parte de las razones es que participaban el número uno, dos y tres del mundo; uno de ellos Anand, el campeón del Mundo. Boris Gelfand, el retador por el título mundial también estaba en la nómina. Kramnik ya ha sido campeón del mundo; Ivanchuk tiene un palmarés de grandes triunfos en los mejores torneos y además, subcampeón mundial. Karjakin, el gran maestro más joven de la historia, logrando el título a los 12 años. Svidler, seis veces campeón de Rusia, etcétera. El ganador fue Magnus Carlsen, el cual mantiene el liderato en triunfos, particularmente en este tipo de torneos tan fuertes y este es otro torneo más que añade a su magnífico currículum. Probablemente Carlsen sea el jugador con más talento en el ajedrez. Con menos de 20 años el noruego ha demostrado un entendimiento del juego ciencia que a la mayoría le lleva muchos años y son unos pocos los que logran entender tan bien el ajedrez y sus recovecos. Probablemente Anand y el legendario Kasparov, así como Kramnik, de los contados ajedrecistas que entienden mucho mejor el ajedrez que sus colegas de la elite ajedrecística en la que se desarrollan. Carlson ganó venciendo a Gelfand y a Nakamura, este último actualmente entrenado por el propio Kasparov. Carlsen ya entrenó antes con el ogro de Bakú, pero parece que problemas de carácter terminaron con la relación. De hecho, la victoria de Carlsen es significativa, pues derrotó al nuevo pupilo de Kasparov en un interesante final que lo jugó matemáticamente. El noruego logró 5.5 puntos y no perdió partida. El segundo sitio (por desempate), pero con los mismos puntos, fue para Levon Aronian, el cual es el tercero del mundo. Éste venció a Ivanchuk y a Svidler, empatando sus otras partidas. En tercer sitio terminó (empatado) Ivanchuk, karjakin y Nepomniachtchi, todos con 5 puntos. Siguieron Svidler y Anand, con 4.5 puntos (empatados). Aquí Svidler ganó dos partidas, perdió dos y empató las demás. Anand, el campeón mundial, empató todas sus partidas y se le notó poco combativo, pero considerando que pronto pondrá su título en juego, es claro que no quiere dar a conocer lo que está preparando. Por su parte, Kramnik y Gelfand quedaron octavo y noveno empatadfos, con 3.5 puntos. Ambos jugadores perdieron dos partidas, empatando las demás y no pudiendo obtener ningún triunfo. Finalmente quedó en el último sitio Nakamura, con 3 puntos. Y aunque esto no debe ser lo más halagüeño para Kasparov, es evidente que el norteamericano tuvo mejores oportunidades que echó por la borda. No es fácil jugar en un nivel que se castiga el más mínimo de los errores. Ahora viene el torneo de Londres, que empieza en 3 de diciembre, en donde de nuevo Nakamura estará presente, así como Carlsen, Kramnik y Anand, además de los mejores jugadores ingleses. Estaremos muy al pendiente de estas partidas.

Comentarios