"El Cisne negro": digna contendiente al Óscar

lunes, 21 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 16 de febrero (apro).- Protagonizada por Natalie Portman y dirigida por Darren Aronofsky,  El Cisne Negro (Black Swan, E.U.-2010) es una estupenda pieza dramática con tintes de thriller psicológico que muestra el ascenso y caída de una bailarina cuyo mundo interior comienza ser aplastado por su sentido de perfección y el deber ser.

Nina Sayers (Natalie Portman) es una bailarina sumamente dedicada; bueno, es tan dedicada que prácticamente se ha negado a vivir la vida para entregar todo a su compañía de ballet, en espera de, algún día, ser la bailarina principal. Hasta que su sueño se vuelve realidad, Nina es designada como la sucesora de Beth (Wynona Rider), una estupenda bailarina que sufre la tiranía del tiempo.

Todo es perfecto en el mundo de Nina, salvo una cosa: Debe interpretar al cisne blanco y al cisne negro en la obra El lago de los cisnes; para el cisne blanco, Nina no tendrá problema alguno, pero el cisne negro, según comenta el manipulador director de la compañía Thomas Leroy (Vincent Cassel), requiere de que Nina encuentre su lado oscuro y sensual, lo cual será un grave problema para una chica cuya madre controla su vida.

Es en este contexto que Nina debe luchar contra sí misma y contra una serie de fuerzas que parecen tirar hacia todas direcciones y que constituyen un obstáculo para que Beth sea una primera bailarina exitosa, entre ellas su madre, y una sensual y desinhibida bailarina llamada Lily (Mila Kunis), cuya relación con Nina es bastante ambigua.

La vida de Nina dará un giro dramático, su mundo se transformará por completo en un universo obsesivo y delirante.

Aronofsky nos transporta al infierno personal de esta mujer perfeccionista y reprimida de la mano de cámaras subjetivas y recursos visuales a la David Lynch; el resultado es un mundo angustiante y doloroso en el que Nina se encuentra atrapada, del cual parece imposible escapar.

Aronofsky y Portman llevan al límite la historia de Nina para envolvernos en el horror de su existencia; gran trabajo de ambos, y gran trabajo también de Cassel, Rider y Kunis, quien al lado de Portman protagoniza una de las escenas más sensuales de los últimos tiempos.

El Cisne negro es fuerte contendiente a llevarse el Oscar a Mejor Película y Portman, a la Mejor actriz.

Comentarios