Después de la muerte

viernes, 4 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 4 febrero (apro).- Todos nos lo hemos preguntado pero nadie sabe a ciencia cierta la respuesta: ¿Qué hay más allá de la muerte? 

Clint Eastwood, Steven Spielberg y Kathleen Kennedy, un gran equipo de producción, partió de esta pregunta fundamental para forjar un drama desde el punto de vista de tres personajes en busca de respuestas sobre su vida y sobre aquello con lo que tendrán que enfrentarse. 

En Después de la muerte (Here After) se cuenta la historia de George (Matt Damon), un estadunidense que posee una conexión especial con la muerte, al parecer es capaz de escuchar a los muertos; del otro lado del mundo tenemos a Marie (Cécile de France), una periodista francesa cuya vida se ha transformado luego de sufrir una experiencia cercana a la muerte gracias a un poderoso tsunami; por último tenemos a Marcus (George McLaren and Frankie McLaren), un escolapio inglés que pierde al hermano gemelo que siempre lo había guiado, por eso mismo busca respuestas desesperadamente.

Su particular visión del más allá los llevará a una intersección de caminos.

Dice Clint Eastwood:

“No sabemos lo que hay del otro lado, pero de este lado,el camino termina. La gente tiene creencias acerca de lo que está o no está del otro lado, pero todas esas respuestas son hipotéticas. Nadie puede saberlo hasta no estar ahí.”

Por su parte, la productora Kathleen Kennedy comenta:

“Creo que todos queremos creer que sí hay algo en el más allá pero no estamos seguros. Suena chistoso pero la vida se define cuando encaramos a la muerte.”

Secunda el productor Robert Lorerz:

“En esta cinta la muerte se acerca a tres personajes de una manera poco común. Sin embargo, de una forma u otra, todos podemos sentirnos identificados con el núcleo de emociones de la historia: amor, pérdida, soledad, conexión, éstas son cosas que todos hemos experimentado.”

 

Los pormenores

 

Peter Morgan escribió el guión poco después de la muerte de un amigo:

“Murió de repente. De manera violenta. Nada tenía sentido. Su espíritu estaba vivo, estaba cerca de todos. En su funeral, probablemente estaba pensando lo que todo el mundo, ¿a dónde se había ido? Podemos ser muy amigos de una persona, conocer mucho sobre ella y compartir con ella, pero cuando se va, de pronto no sabemos nada.

“Fue un guión sumamente inusual. Normalmente hago mucha investigación y se basa en hechos. Este guión fue muy instintivo y emocional. Fue muy emocionante escribirlo.”

Luego de terminar el guión en un proceso de varios años, Peter Morgan lo guardó en un cajón. Posteriormente, le platicó la historia a Kennedy mientras ambos se encontraban trabajando en otras películas.

Recuerda Kennedy, quien estaba trabajando con Frank Marshall, and Steven Spielberg (ambos fungieron como productores ejecutivos en Después de la muerte):

 “Peter me comentó que estaba trabajando en un script que se llamaba ‘Hereafter’ y que era diferente a todo lo que había hecho anteriormente.

Kennedy llevó el guión a Spielberg para que lo leyera. Steven lo amó de manera casi inmediata y me dijo: ‘Sé quién es la persona indicada para dirigir esto, es Clint’. Habia algo en la historia que Steven pensó que apelaba a la sensibilidad de Eastwood.”

Spielberg, quien había trabajado con Eastwood en sus dos películas sobre Iwo Jima, lo contactó mientras éste andaba en Francia. Lorenz, productor de años de Eastwood, accedió a que le mandaran el script:

“Recuerdo que lo leí en una pequeña cabaña en el sur de Francia, y me encantó. Es sencillo, realista y sumamente original, con la claridad que caracteriza a Meter.”

Clint lo leyó esa misma tarde y dijo:

“Quiero hacer esa película. La forma en que estaba concebida era algo que nunca había visto antes, tenía grandes dilemas y dimensiones; me gustó la manera en que Peter escribió las historias, las tres funcionan de manera independiente, pero al mismo tiempo se encuentran conectadas.”

Después de la muerte es producida por Clint Eastwood, Kathleen Kennedy y Robert Lorenz, con Steven Spielberg, Frank Marshall, Peter Morgan y Tim Moore como productores ejecutivos.

Después de la muerte fue filmada en París, London, Hawaii and San Francisco.

 

 

 

Comentarios