Segob notifica a distribuidor de Presunto Culpable para que difumine imagen

viernes, 18 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 18 de marzo (apro).- En cumplimiento de la resolución judicial emitida por la juez Blanca Lobo Domínguez, la Secretaría de Gobernación (Segob) notificó hoy al distribuidor del documental Presunto culpable la orden para que difumine la identidad del testigo (Víctor Daniel Reyes).
    De acuerdo con el subsecretario de Normatividad de Medios de Gobernación, Héctor Villareal, quien el pasado miércoles 16 pidió a Lobo aclarar los alcances de su resolución, el proceso técnico para camuflar la imagen provocará que la película sea retirada nuevamente de las salas cinematográficas.
    En opinión del funcionario, así como del propio distribuidor, las medidas cautelares dictadas por la juez Décimo Segundo de Distrito en Materia Administrativa, cuyo plazo vencía este viernes, resultan en una venia a la suspensión definitiva de la exhibición comercial de Presunto culpable.
En entrevista, Villarreal precisó que el retiro de la cinta, para aplicarle los cambios técnicos, ocurrirá en breve, una vez que se concluya la notificación al distribuidor.
El documento, dijo, ya fue entregado en las oficinas de Cinépolis, pero en ese momento no se encontraba el representante jurídico, por lo que se le dejó un citatorio para concluir lo más pronto posible la notificación que ordenó Lobo a la Secretaría de Gobernación.
El funcionario lamentó que la determinación judicial modifique la exhibición original de la cinta, que, dijo, contraviene a la Ley de Cinematografía.
Y si bien para algunos se trata de un acto que deriva en censura, añadió, la autoridad considera que en este caso fueron afectadas algunas libertades, como la de expresión.
    Víctor Daniel Reyes es primo de Juan Carlos Reyes, el joven que fue asesinado en diciembre de 2005 y cuyo homicidio fue atribuido a José Antonio Zúñiga, protagonista del documental Presunto Culpable.
    Después de una semana de exhibición, Víctor interpuso un recurso de amparo contra la difusión de la película, bajo el argumento de que se violó su derecho a la vida privada, en virtud de que apareció en el filme sin que hubiera dado su consentimiento.

Comentarios