Festival de Guadalajara: Asalto al cine, en el cine

martes, 29 de marzo de 2011

GUADALAJARA, JAL., 29 de marzo (apro).- La joven realizadora Iria Gómez Concheiro logra, después de más de seis años de perseverancia, estrena en México su ópera prima Asalto al cine.

Sus cuatro personajes son unos adolescentes, vecinos y amigos, que viven en una unidad habitacional de la colonia Guerrero en la Ciudad de México. Son, como se les ha calificado en estos tiempos, unos “ninis“ (ni estudian ni trabajan), según los cuales “existían desde antes de que les pusieran ese nombre”, a decir de la directora en conferencia de prensa.

Pero realmente no es que estos chavos no hagan nada: son pintores nocturnos, y decoran los muros tristes de las calles; son músicos y poetas; son unos “ladrones profesionales.”

Gómez Concheiro escribió el guión junto con Juan Pablo Gómez,  con quien también trabajó en el Faro de Oriente de la capital del país, donde impartieron un taller voluntario de documental. Ella asegura que ese curso “les cambiaba la visión de la vida” a los alumnos. Al salir de su espacio y observar el ocio en las calles, afirma que éste “necesariamente lleva a la violencia.”

Actualmente cuentan con un centro cultural, La central del pueblo, ubicado en Nicaragua 15, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, donde ofrecen talleres gratuitos, siempre con la premisa de que “los jóvenes necesitan espacios de estudio, reunión y expresión”.

Peor es nada

Hoy fue la última proyección programada de Entre la noche y el día, largometraje mexicano de ficción en competencia dirigido por Bernardo Arellano.

Dicha exhibición presentó problemas en el audio, por lo que en el transcurso de los primeros minutos el staff técnico hizo una pausa para probar el equipo. Una hora más tarde, con los pocos espectadores que pacientes permanecieron en el Teatro Diana, el realizador explicó que los problemas no se solucionarían, y que por lo tanto se llevaría a cabo la reproducción con una mala calidad sonora, ya que eso era preferible a cancelarla.

Arellano se quejó de que no es la primera vez que su película sufrió de complicaciones de reproducción en el evento.

Se lo lleva Chile

El chileno Sebastián Sepúlveda fue el ganador del Premio Churubusco del VII Encuentro Iberoamericano de Coproducción Cinematográfica. Su proyecto, Las niñas Quispe, recibirá de parte de los Estudios Churubusco un apoyo económico con el que comenzará a rodar en octubre.

Comentarios