Canal 22, en una nueva faceta

jueves, 3 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 3 de marzo (apro). Por primera vez, una mujer llega a dirigir el Canal 22. Se trata de Irma Pía González Luna Corvera, quien a partir del pasado martes 1 comenzó su gestión.

González nunca había dirigido una frecuencia, pero aceptó el reto de encabezar la televisora que llega por cable a nivel nacional y que en breve estará por televisión abierta en Guadalajara, Monterrey y Puebla.

         Irma Pía aseguró que continuará con lo que Jorge Volpi –quien dejó el cargo para irse de agregado cultural a Italia– desarrolló en Canal 22, pero también con lo que trabajaron Enrique Strauss y José María Pérez Gay.

         Incluso tratará de reconstruir el consejo consultivo, que estaba integrado por intelectuales, a fin de que aporten ideas para mejorar el Canal 22.

No obstante, se teme que el trabajo de la nueva cabeza de Canal 22 sea muy oficialista, pues su currículum no le ayuda.

González Luna Corvera, originaria del estado de Jalisco, estudió la licenciatura en ciencias de la comunicación en la Universidad Jesuita de Guadalajara (ITESO). Cuenta con una amplia experiencia  en el ámbito académico, en la administración pública y en los medios de comunicación.

         Ha fungido como presidenta de la Junta Directiva del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión, y fue titular de la Dirección de Radio, Televisión y Cinematografía de la Secretaría de Gobernación en 2007.

         En 2008 fue designada subsecretaria de Normatividad y Medios de la Secretaría de Gobernación, y hacia 2010 ocupó el puesto de coordinadora de Proyectos Especiales en la Secretaría de Educación  Pública, participando activamente en temas relacionados con la educación y la cultura.

         Se aplaude que sea la primera mujer en dirigir Canal 22, mismo que, según Volpi, se ha convertido en el primer canal de servicio público 100% digitalizado.

Además, el 3 de abril de este año comenzará a transmitir la segunda temporada de Ópera prima, esta vez dedicada a descubrir talentos de ballet en México, ya que la primera fue de ópera.

         Poco se sabe de su proyección a nivel internacional, ya que en Estados Unidos llega por cable.