A Rita Guerrero, la música del montaje "Rock'n'roll"

jueves, 31 de marzo de 2011

MÉXICO, D:F., 31 de marzo (apro).- El bajista Alfonso Figueroa dedica a la memoria de su colega Rita Guerrero, la joven vocalista y actriz tapatía recientemente fallecida, con quien fundó en 1988 el grupo de rock Santa Sabina, su contribución musical en la obra teatral Rock'n'roll, del dramaturgo checo Tom Stoppard, cuyo estreno, a cargo del director Alonso Ruizpalacios, será el próximo 7 de abril en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón, del Centro Cultural Universitario de la UNAM.

Poncho Figueroa dijo a la agencia de noticias Apro:

"Yo le dedico este montaje musical de Rock'n'roll a Rita Guerrero, en pensamiento y esencia de trabajo; en todos los aspectos le dedico esta música, porque es también como cerrar un círculo. Nosotros en Santa Sabina salimos con Rita del teatro universitario, y para mí Rock'n'roll ahora es como regresar al teatro, a lo mejor se puede abrir una nueva puerta por ahí, pero en esencia, ora sí que este trabajo también es de ella."

--¿Cómo surgió el proyecto musical para el montaje de Rock’n’roll?

--Me habló Tomás Barreiro, que es un amigo guitarrista bastante connotado, del Terceto de Guitarras de la Ciudad de México. Él ya tiene varios años de trabajar con Alonso Ruizpalacios y es como su músico de cabecera, le hizo la música para su corto Café Paraíso y otras obras de teatro. Y como la de Stoppard se llama Rock’n’roll, creo que por ello no dudó en hablarme y se me hizo de lo más chido.

“Eso fue hace mes y medio, enseguida empezamos a pasarnos rolas y trabajar las canciones para el guión. Trata sobre un momento de la historia, cuando entran los rusos a Praga, en 1968, y hay un personaje que por azares del destino tiene doble nacionalidad, está en Cambridge y en Praga al mismo tiempo, entonces él introduce discos de rock a Praga, que para ese momento era de lo más revolucionario, pero le cuesta caro.

“Hay una banda en Praga que se llama The Plastic People of the universe, y organizan el concierto más emblemático de rock de Praga en 1968, que fue totalmente underground. Les cayó la tira y se llevó a todos los asistentes, que eran como 400 chavos al bote. Entonces hubo una carta que se llamó El Manifiesto 77, firmada por muchos intelectuales checos, y también los encarcelaron.

“La obra teatral es histórica, porque existieron la tocada de Plastic People y el encarcelamiento de intelectuales. Ya la anécdota del chavo, que desde Cambridge introduce los discos de rock a Praga (y que personifican José Caballero y Manuel Bernal), es invento del dramaturgo."

--¿Quiénes participan musicalmente?

--Los músicos somos el guitarrista Tomás Barreiro, Ernesto Juárez en la batería y yo en el bajo; además, supongo que tocaré la guitarra y también los tres cantamos. Entre las rolas están Subterranean Home Stick, de Dylan; de los Stones, Satisfaction; de Pink Floyd, Wish You Were Here, y otras de Velvet Underground y Lou Reed, que van de acuerdo con la selección del guión de la obra. Yo hice algunas interpretaciones en español.”  

Asimismo, actúan Sophie Alexander y Karina Gidi. La tradución y adaptación es de Alfredo Michel.

--¿Han preguntado los medios si seguirá Santa Sabina?

--Realmente no nos han preguntado y yo creo que Santa Sabina es imposible que siga. Haremos cosas juntos, no sé, como que por la evocación y la nostalgia, y porque Rita nos vuelve a juntar también. Pero como grupo, Santa Sabina ya no.

“Nos sentimos vacíos, huecos en la vida de lo cotidiano una vez fuera del arropo de los cuates y la ceremonialidad; la verdad ya se siente la ausencia de Rita..."

--El espíritu de Rita está presente, ¿verdad?

--Sí, y regresar al teatro universitario con Rock'n'roll es lo mejor que me pudo haber pasado. Soy feliz en el teatro. Para mí mucho del experimento musical es también teatral, la música tiene un sentido muy abstracto y es bien chido, pero a veces se necesita la literalidad, yo amo al teatro y siento que de alguna manera siempre he pertenecido allí.

"Desde la secundaria estuve tratando de hacer obras teatrales, hasta que conocí a Rita Guerrero en el Centro Universitario de Teatro (CUT) de la UNAM. Nosotros estábamos en la huelga del 88 y allí conocimos a David Helvia, con él y Rita montamos América y formamos Santa Sabina. Nací en marzo del 71 y tenía 18 años de edad, éramos unos muchachos impetuosos. Nos fascinó la energía del teatro, muy diferente a la energía del rock, es muy vivencial y eso creo que también hizo que Santa Sabina fuera un grupo muy distinto.

"Ora sí que es teatro, música, rock, y eso es Rita, ella fue mi asistente personal de todos mis proyectos y siempre estará presente. Aparte de que hay un principio estético que tenía ella, al público y al arte en sí mismo."

 La temporada de Rock'n'Roll en el Juan Ruiz de Alarcón será de 50 funciones.

 

Comentarios